Samsara: De nuevo Ron Fricke y Mark Magidson

Prepárate para una experiencia sensorial inigualable.

Samsāra  es una palabra sánscrita que nos revela el ciclo de nacimiento, vida, muerte y reencarnación (renacimiento en el budismo) en las tradiciones filosóficas de la India; hinduismo, budismo, jainismo, bön y sijismo.

SAMSARA reúne de nuevo al director Ron Fricke y el productor Mark Magidson, cuyas películas premiadas BARAKA y CHRONOS fueron aclamadas por ser los gérmenes del cine documentalista del más alto nivel.

Al igual que Baraka y Chronos, tiene un enfoque no verbal, al prescindir de diálogos y un texto descriptivo, todo el atractivo de esta película descansa en lo puramente visual y musical.

Ampliando los temas que se desarrollaron en Baraka (1992) y Cronos (1985), SAMSARA explora las maravillas de nuestro mundo desde lo mundano hasta lo milagroso, mostrándonos los insondables valores de la espiritualidad del hombre y de la experiencia humana. SAMSARA toma la forma de una meditación no verbal, guiada. A través de poderosas imágenes, la película nos ilumina la relación entre la humanidad y el resto de la naturaleza.

Fueron necesarios cinco años para hacerla, y se ha realizado en más de 100 ubicaciones de 25 países. Ha sido estrenada el pasado mes de Abril.

DIRIGIDO POR: Ron Fricke

PRODUCIDO POR: Mark Magidson

EDITADO POR: Ron Fricke y Mark Magidson

MÚSICA ORIGINAL COMPUESTA POR

Michael Stearns
Lisa Gerrard
Marcello De Francisci

CONCEPTO Y TRATAMIENTO POR ESCRITO

Ron Fricke
Mark Magidson

LA DIRECCIÓN MUSICAL DE

Michael Stearns
Mark Magidson

PRODUCTOR EN LÍNEA

Myles Connolly

PRODUCTOR ASOCIADO Y EDICIÓN ADICIONAL

John Chandler Earle

IMAGEN DE PRODUCTORES

Christopher Reyna

COORDINADOR DE PRODUCCIÓN

Michelle Peele

FILMADA EN SUPER 70 PANAVISION

Ya puede verse completo el Documental, aquí os lo presento: Puede verse en HD.

Aldabra: Un atolón virgen en el índico

Aldabra (Islas Seychelles África: Índico)

Aldabra es un atolón de coral en el océano Índico con una gran riqueza natural en lo referente a flora y fauna autóctonas, lo que la ha valido ser catalogado por la Unesco en 1982 como Patrimonio de la Humanidad. Entre su fauna endémica destaca la tortuga gigante de Aldabra (Geochelone gigantea). También destaca una importante población de tortuga verde (Chelonia mydas) y tortuga carey (Eretmochelys imbricata).

Administrativamente el atolón pertenece a las islas Seychelles desde su independencia en 1976. Hasta esa fecha y desde 1965, el atolón pertenecía junto con las islas de Des Roches y Farquhar al Territorio Británico del Océano Índico.

Historia

Aldabra fue visitada por navegantes portugueses en 1511, aunque ya era conocida por los árabes, a quienes debe su nombre. Durante el siglo XVIII formó parte de la colonia francesa de Reunión desde donde se organizaban expediciones de caza de tortugas. En 1810, junto con Reunión, Mauricio, las Seychelles y otras islas, Aldabra pasó a manos británicas. Posteriormente, Reunión fue devuelta a Francia y tanto Aldabra como las Seychelles fueron puestas bajo la administración británica de Mauricio.

Se estableció el asentamiento de Picard, en el extremo suroeste de la Isla Oeste que fue ocupado por emigrantes de las Seychelles. Los depósitos de guano fueron excavados hasta casi su agotamiento y se causaron serios daños en las poblaciones de tortugas. Era costumbre remitirlas vivas a las Seychelles por centenares, vueltas de espalda en la cubierta de las goletas que transportaban el guano. Estos barcos empleaban semanas en recorrer los 1500 km de distancia y la mayoría de las tortugas morían a bordo o llegaban agotadas.[1]

Finalmente, el asentamiento fue abandonado y hoy en día acoge la estación de estudio de la vida salvaje y a su personal. No hay población permanente y el atolón está administrado por la Seychelles Island Foundation.

En este clip, se presenta la deshabitada y aislada Aldabra de una forma didáctica y muy atractiva.
Cámara y edición de Gertjan Straalman.