Angelo Bronzino_-Retrato de Lucrezia Panciatichi- 1540, Florencia, Galería Uffizi
Angelo Bronzino -Retrato de Lucrezia Panciatichi- 1540, Florencia, Galería Uffizi

En el Renacimiento alcanza un elevado grado de perfección la llamada <>, según la cual la belleza consiste en la proporción de las partes (Pueden verse en este blog entradas sobre la divina proporción y el arte). No obstante, asistimos al mismo tiempo a la aparición de fuerzas centrífugas que empujan hacia una belleza inquieta, sorprendentemente. Se trata de un movimiento dinámico, que solo a efectos didácticos puede ser reducido a categorías escolares como clasicismo, manierismo, barroco y rococó. Más bien conviene poner de relieve el carácter fluido de un proceso cultural que penetra tanto en las artes como en la sociedad y que solo por breves periodos, y  a menudo solo en apariencia, cristaliza en figuras determinadas y netamente definidas.

Cosimo I de' Medici in Armour -Agnolo Bronzino- 1550
Cosimo I de’ Medici in Armour -Agnolo Bronzino- 1550

Lo que ocurre, por tanto, es que la <> renacentista se invierte en el manierismo; que el progreso de las ciencias matematizantes, con las que el Renacimiento había relanzado la Gran Teoría, lleva al descubrimiento de armonías más complejas e inquietantes de lo previsto; que la dedicación al saber no se expresa en la tranquilidad del espíritu, sino en su aspecto oscuro y melancólico; que el progreso del saber desplaza al hombre del centro del mundo y lo arroja a cualquier punto periférico de la creación.

Alegoría del triunfo de Venus (1540-1545)-Agnolo Bronzino- Óleo sobre tabla. National Gallery
Alegoría del triunfo de Venus (1540-1545)
-Agnolo Bronzino- Óleo sobre tabla. National Gallery

Angelo di Cosimo, más conocido como Bronzino, El Bronzino o Il Bronzino (Ponticelli de Florencia, 17 de noviembre de 1503 – Florencia, 23 de noviembre de 1572). Pintor italiano, uno de los más destacados representantes del manierismo.
Fue principalmente un pintor áulico, es muy probablemente por tal motivo que su estilo resulta excepcionalmente “perfecto”, preciosista, y que tal preciosismo resulte frío, como denotando el cálculo con el cual su obra está realizada. Por lo demás, como típico exponente del manierismo, Bronzino se sustenta en la fuerza de los colores irreales, fríos, predominando los tonos verdes y violetas, muchas veces contrastados y en el vigor que sabe encontrar en los elementos plásticos. Su cuadro alegórico llamado El triunfo de Venus es un evidente anuncio del barroco y de la bastante ulterior «pintura galante» francesa.
En su momento, dominó el retrato cortesano europeo, pero también influenció su estilo en épocas posteriores, llegando a ser admirado hasta por Ingres.

Detalle de la Alegoría del triunfo de Venus (1540-1545)Óleo sobre tabla. National Gallery
Detalle de la Alegoría del triunfo de Venus (1540-1545)
Óleo sobre tabla. National Gallery

2 comentarios en “Angelo Bronzino: El Manierismo

  1. Hola, acabo de descubrir esta pagina y es una maravilla! muchas felicidades y un profundo agradecimiento por tantos conocimientos compartidos. Es un gusto navegar por esta pagina. tengo mucho que estudiar aqui. felicidades de Nuevo!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s