Tratado sobre gatos (1).
Tratado sobre gatos (1). Fecha de creación: Alrededor de 1800 d. C. – 1899 d. C. Lugar: Tailandia.

Este manuscrito con hermosas pinturas de gatos está realizado en el formato de un samut khoi (libro plegable tailandés) con 12 folios, que se abren de arriba hacia abajo. Fue producido en el siglo XIX en el centro de Tailandia. Generalmente, los libros plegables se hacían de la corteza de los árboles de mora; como pintura, se utilizaban minerales, líquidos de planta y, en ocasiones, materiales importados de China y Europa.

Tratado sobre gatos (2)
Tratado sobre gatos (2)

A veces, el papel era ennegrecido con hollín o laca para reforzarlo y hacerlo más resistente a los daños causados por insectos o humedad. Estos libros se utilizan principalmente para la producción de manuscritos no religiosos en el centro de Tailandia. Los epígrafes, más bien cortos, describen las características de los diferentes tipos de gatos que se conocían en Siam (actual Tailandia).

Tratado sobre gatos (3).
Tratado sobre gatos (3).

Por cada tipo de gato, también hay una nota que explica el efecto que puede tener sobre su propietario ser el amo del animal. Por desgracia, no se brinda ni el nombre del autor, ni del ilustrador, ni la fecha, como ocurre con muchos manuscritos tailandeses.

Tratado sobre gatos (4).
Tratado sobre gatos (4).

En Siam del siglo XIX, había una tradición de producir tratados sobre los animales que desempeñaban un papel importante en la corte real y en los monasterios. Entre ellos se destacaban los elefantes (sobre todo los albinos), aunque también había caballos y gatos. La cría de los famosos gatos siameses estaba reservada para la familia real.

Tratado sobre gatos (5).
Tratado sobre gatos (5).

Se creía que algunos gatos también eran los «guardianes» de los templos budistas, por lo que esos eran objeto de especiales cuidados y gran veneración. Se creía fervientemente en que ciertos tipos de gatos atraían la buena suerte, la prosperidad o la salud de su propietario, mientras que otros tipos atraían la mala suerte y había que evitarlos. Por ejemplo, un gato blanco con nueve pintas negras, auspiciosos ojos verdes y una voz potente y hermosa era considerado un gato de la buena suerte.

Tratado sobre gatos (6).
Tratado sobre gatos (6).

Se decía que, por muy pobre que fuera el dueño de este gato, se convertiría en una persona respetada y obtendría un alto estatus social. El manuscrito fue llevado a la Biblioteca Británica en febrero de 2011 por la esposa de un anciano coleccionista de manuscritos que residía en el Reino Unido. El manuscrito se identificó fácilmente como un tratado sobre gatos, similar a otro que ya estaba en las colecciones de Tailandia de la biblioteca. La diferencia significativa entre los dos manuscritos es que las ilustraciones de este ejemplar son acuarelas sobre papel color crema, mientras que el otro contiene dibujos con tiza blanca sobre papel ennegrecido.

Tratado sobre gatos (7).
Tratado sobre gatos (7).
Tratado sobre gatos (8).
Tratado sobre gatos (8).
Tratado sobre gatos (9).
Tratado sobre gatos (9).
Tratado sobre gatos (10).
Tratado sobre gatos (10).
Tratado sobre gatos (11).
Tratado sobre gatos (11).
Tratado sobre gatos (12).
Tratado sobre gatos (12).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s