Dánae: Mito y Arte

anne-louis_girodet_de_roussy-trioson_-_mademoiselle_lange_comme_danac3a91
Detalle de la Dánae de Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson (1767–1824)

Dánae el Mito:

“… Abante, rey de Argólide y nieto de Dánao, se casó con Aglaye, de la que tuvo dos hijos mellizos, Preto y Acrisio y a los que les legó el reino, y les ordenó que gobernaran alternativamente. La disputa entre los dos hermanos, que comenzó ya en las entrañas maternas, se volvió en un enfrentamiento cuando Preto yació con Dánae, la hija de Acrisio.

Acrisio se negó a ceder el trono al final de su periodo, Preto huyó a la corte de Yóbates, rey de Licia, con cuya hija Estenebea, o Antea, se casó, volviendo poco después al frente de un ejército licio para reclamar su derecho a la sucesión. Se libró una sangrienta batalla, y después que ninguno de los dos bandos obtuviera la victoria, Preto y Acrisio convinieron de mala gana en dividir el reino entre ambos. La parte que correspondió a Acrisio fue Argos y sus alrededores, y la de Preto fue Tirinto, el templo de Hera (entonces parte de Micenas), Midea y la costa de Argólide.

65-6507-HYU6100Z

Acrisio, quien se había casado con Aganipe, no tenía hijos, sino solamente esta hija, Dánae, a la que había seducido Preto; y cuando preguntó al oráculo cómo podía conseguir un heredero varón, recibió esta respuesta: “No tendrás hijos varones y tu nieto te matará”. Para impedir que se cumpliera este pronóstico Acrisio encerró a Dánae en un calabozo con puertas de bronce, guardada por perros salvajes, pero, a pesar de estas precauciones, Zeus llegó a ella en forma de “lluvia dorada” y Dánae le dio un hijo llamado Perseo.

Cuando Acrisio se enteró del estado de Dánae no quiso creer que el padre era Zeus y sospechó que su hermano Preto había retomado su intimidad con ella; pero, como no se atrevía a matar a su propia hija, los encerró a ella y al infante Perseo en un arca de madera que arrojó al mar.

7786887808_e2b366ac6b
Acrisio dando instrucciones a un carpintero para hacer el arca donde encerrar a Danae y Perseo.

For_two_days_and_two_nights_the_boat_was_and_hither_and_thither

 

El arca fue a la deriva hasta la isla de Sérifos, donde un pescador llamado Dictis le echó la red, la sacó a la costa y encontró a Dánae y Perseo todavía vivos. Los llevó inmediatamente a su hermano Polidectes, quien crió a Perseo en su propia casa…

Perseus-Danae-John-William-Waterhouse-min
Perseus y Danae salvados en la Isla de Sérifos.  -John-William-Waterhouse

Pero el mito de Perseo ya será tratado en este blog, en otra ocasión con más detalle, en cualquier caso puede encontrarse una referencia de su relación con Andrómeda en este blog: Andrómeda: Mito, Astronomía y Arte. Hacer clic.

Nota o Curiosidad: Aunque a Perseo no se le asocia como si le ocurre a Ándrómeda, con ninguna constelación, si se le asocia con las perseidas. Las perseidas, popularmente conocidas como las lágrimas de san Lorenzo, no es una “lluvia dorada” pero si son una “lluvia de meteoros” observada en el Hemisferio Norte debido a que transcurre en agosto.

Ermita de Santiago Flickr Photo Sharing
Perseidas en León. Ermita de Santiago (León). Situada junto a la Cruz de Ferro en la cima del puerto de Foncebadón en el Camino de Santiago. León, España.
museo_nazionale_napoli_-_perseus_and_andromeda
Perseo y Andrómeda (Pompeya)

Para más información, en este blog: La pintura Romana -Frescos de Pompeya-. Haz clic.

Y por cerrar el círculo Acrisio-Dánae-Perseo, termino de narrar.

Fue después de una larga ausencia (Medusa, Andrómeda…) que Perseo volvió a la isla Serífea donde su madre Dánae estaba aún cautiva de Polidecto que la llenaba de ultrajes. A ruegos de Dánae, Perseo luchó con el tirano y lo mató.

Después Perseo venció a Preto, hermano y contrincante de su abuelo Acrisio al que le había usurpado el trono de Argos.

Acrisio, sabedor del camino triunfal de su nieto, fue hasta el lugar llamado Larisa para felicitarle, expresarle su gratitud y reconciliarse con él. Este mismo día se celebraban los juegos de la rayuela, que era el ejercicio en boga. Perseo quiso dar pruebas de su fuerza y maestría al lanzar el disco, pero con tal mala fortuna que golpeó bien en la frente o en el pie de su abuelo Acrisio, matándolo instantáneamente, con lo que se cumplieron las predicciones del oráculo.

04800
Acrisio después de ser herido por el disco de Perseo mortalmente.

Dánae en el Arte.

Aunque Dánae aparece ya en la Ilíada como amante de Zeus y madre de Perseo, es posible que su mito fuese perfilado en los siglos VII y VI a.C.

A principios del siglo V a.C. como ya hemos visto en la primera imagen de esta entrada, aparecen en cerámica ateniense sus primeras representaciones.

93CE12175.5H
Dánae y la lluvia de oro. Lado A partir de una  crátera (rojo sobre negro) en forma de campana de Beocia. Fecha desde 450 aC hasta el 425 aC, altura 23cm, diámetro 22.6cm. Museo del Louvre. París.

Los dos aspectos fundamentales de este mito, de una parte, el viaje de Dánae con su hijo Perseo y, de otra, la lluvia dorada,  han tenido a lo largo de la historia del arte distinto tratamiento artístico; Mientras que del primero de ellos, sólo se recogen -como hemos visto- algunas cerámicas y alguna pintura pompeyana, el tema de la lluvia dorada se hace prácticamente como único referente al mito de Dánae.

Tomo del capítulo cuarto “los amantes de Zeus” del libro Arte y Mito -Manual de iconografía clásica- Miguel Ángel Elvira Barba.

“… A principios del siglo V a.C. Dánae aparece sola, totalmente vestida, sentada en su cama y recibiendo las gotas que caen del techo. Después, se van multiplicando las variantes: Dánae recibe la visita de Hermes, de una sirvienta o, más comúnmente de Eros; ella misma puede sentarse en una silla o colocarse en pie, y, sobre todo, se va desnudando con el paso de los siglos y mostrando su placidez, e incluso su placer al recibir la lluvia erótica. Finalmente, ya en época romana, se advierte un cambio interesante: Dánae se convierte en una figura semidesnuda, frontal y estática, que recibe de un Júpiter (Zeus griego) a menudo presente, sea la lluvia dorada, sea un simple rayo de luz dorado, en un paisaje exterior; de este modo se exalta el carácter sacro de la acción a expensas del mito original.

Es curioso, que esta vertiente religiosa de Dánae fuese captada por el cristianismo, que vio en el mito una prefiguración de la concepción virginal de María. De ahí que a lo largo del Renacimiento, se enfrentasen dos tesis opuestas sobre las escuetas palabras escritas en la Metamorfosis de Ovidio: “Perseo, a quien Dánae había concebido de una lluvia de oro(IV, 6II)”, y [disfrazado] de oro, [Júpiter] engañó a Dánae (VI,II3). Para unos, Dánae podía ser vista casi como una personificación de la castidad (puditicia) -grabado del sueño de Polifilo (1499), Dánae de Mabuse (1527)- o por lo menos con el respeto debido a las heroínas clásicas -A. Corregio (1531), Rosso Fiorentino (1540)-; para otros, en cambio, el mito aludía directamente al amor venal, hasta a la prostitución como ya había sugerido Bocaccio. Con Tiziano (1554) comienza a triunfar esta última tesis, al convertirse la lluvia dorada en una cascada de monedas y al aparecer una alcahueta para recogerlas (véase al final de este artículo la visión actual de la reinterpretación del mito de Dánae, por Zajárov). El Barroco no hará más que ahondar en esta interpretación (Rembrandt,1636), llegando a la repugnante escena de burdel de lujo que presenta G.B. Tiepolo (1736), con una oronda y despectiva Dánae frente al viejo y achacoso Júpiter.

Pero la figura de Dánae no se agotó con el Barroco dieciochesco. Si E.C. Burne-Jones se planteó un tema nuevo -Dánae contemplando cómo su padre construye la torre en la que va a ser encerrada (1872)-, la lluvia de oro, real o simbólica, se renovó con un intérprete tan excepcional como G. Klimt -puede verse en este blog: Dánae: Gustav Klimt, hacer clic-. Hace pocas décadas B. Civitico (1980) aún la ha imaginado como la luz del atardecer entrando por una ventana para inundar a una mujer semidesnuda….”

Pasemos ahora a un recorrido visual de lo que he considerado más esencial de todo lo expuesto anteriormente.

La Dánae de Jan van Gossart Mabuse

unnamed
Jan van Gossart Mabuse (1478-1532), Danae (1527), Óleo sobre tabla, 114 × 95 cm. Alte Pinakothek, Munich.

La Dánae de Antonio da Correggio

Correggio_008
Antonio da Correggio (1490-1534), Danae. Entre 1531-1532, Óleo sobre lienzo, 161 × 193 cm Galleria Borghese, Roma. En esta Dánae, Aparece Eros retirando el paño para que nada se interponga entre Zeus y su ansiado objetivo.

La Dánae en Rosso Fiorentino

8051973122_906f497216_o
Rosso Fiorentino, Danae, c.1536, Galerie Francois Premier, Fontainebleau.

Las Dánae de Tiziano

En el Museo del Prado, Madrid.

Tizian_012
Tiziano (1490-1576), Dánae recibiendo la lluvia de oro. Entre 1553-1554. Óleo sobre lienzo, 129,8 cm x 181,2 cm. Museo del Prado, Madrid.

En el National Museum of Capodimonte, Napoles.

Tizian_011nápoles
Titian (1490–1576) Danae. Entre 1545-1546, Óleo sobre lienzo, 120 × 172 cm. National Museum of Capodimonte, Nápoles.

Dánae en el Hermitage

Titian_-_Danae_(Hermitage_Version)
Titian (1490–1576), Dánae (1553), Óleo sobre lienzo, 119cmx187cm. Hermitage Museum, Saint Petersburg.

Dánae en Viena.

Danaë, by Titian
Titian (1490–1576), Taller de Tiziano, 1564. Óleo sobre lienzo, 135 x 152 cm. Kunsthistorisches Museum, Viena.

La Dánae de Rembrandt

Rembrandt_Harmensz._van_Rijn_026
Rembrandt (1606–1669) Danaë. between 1636 and 1643. The initial painting was probably finished in 1636 and later altered by Rembrandt himself some time before 1643. oil on canvas Height: 185 cm (72.8 in). Width: 202.5 cm (79.7 in). Hermitage Museum.

La Dánae de Rubens

Öèôðîâàÿ ðåïðîäóêöèÿ íàõîäèòñÿ â èíòåðíåò-ìóçåå Gallerix.ru
Peter Paul Rubens (1616-18), Danae e la pioggia d’oro, 1616-18 (?). Óleo sobre lienzo. Sarasota, Ringling Museum of Art

La Dánae de G.B. Tiepolo.

Giovanni_Battista_Tiepolo_013
Giovanni Battista Tiepolo (1696-1770), Júpiter y Dánae, alrededor del año 1736. Óleo sobre lienzo, 41 × 53 cm. Universitet Konsthistoriska Institutionen, Estocolmo.

La Dánae de Tintoretto

Tintoret-Danaé-Lyon
Tintoretto (1518-1594) Dánae, alrededor del año 1570, óleo sobre lienzo. 142 cm x 182 cm Museo de Bellas Artes de Lyon.

La Dánae de Artemisia Gentileschi

Artemisia_Gentileschi_-_Danaë
Artemisia Gentileschi (1593-1653), Dànae. 1612. Óleo sobre cobre. 40,5 × 52,5 cm. Museo de Arte de Saint Louis.

La Dánae de Oratio Gentileschi.

Danaë horacio gentileschi
Orazio Gentileschi (1563-1639)

La Dánae de E.C. Burne-Jones.

17386484
Dánae y la Torre de Bronce. E.C. Burne-Jones. (1)

 

Danae y The Brazen Tower Edward Burne Jones WikiArt.org
Dánae y la Torre de Bronce. E.C. Burne-Jones. (2)

La Dánae de G. Klimt.

Gustav_Klimt_010
Gustav Klimt. Dánae. 1907-1908. Óleo sobre lienzo. 77 × 83 cm. Leopold Museum. Vienna.

Véase en este blog una referencia más detallada: Dánae: Gustav Klimt, hacer clic.

La sensualidad del color dorado bizantino (marca registrada del estilo tardío de Klimt e indicio de su vida en la opulenta Viena de la preguerra) y el vuelo de la tela vaporosa con dibujos dorados enmarcan a la mujer desnuda y acarician su cuerpo. Tras sus piernas fornidas y curvilíneas se encuentra el punto focal de la pintura: la oculta vagina. Klimt combina la acción dramática con suaves líneas direccionales (la lluvia dorada, el ladeo de cabeza y la inclinación del antebrazo, con la mano que desaparece tras un muslo apretado en éxtasis) para arrastrar la mirada del espectador hacia el centro del lienzo.

Gustav Klimt comentó: <<Todo arte es erótico>>. Él se inspiró en el orgasmo femenino, y su obra incluye numerosos estudios de mujeres masturbándose. En esta pintura, Klimt ha retratado a Dánae, hija de Acrisio, en el momento del orgasmo. La lluvia dorada que cae en cascada desde arriba es el dios Zeus, penetrando en su cuerpo tras haber descubierto que el rey Acrisio tiene encerrada a su hija para intentar romper la profecía de que su nieto lo asesinaría. Zeus fecunda así a Dánae, y su vástago Perseo acaba matando al rey.

Dánae de Lorenzo Lotto

3590
Lorenzo Lotto: Allegoria della Castità (part) 1505 ca. 42,9 x 33,7 cm Washington, National Gallery

Dánae de Anne-Louis Girodet

Anne-Louis_Girodet_de_Roussy-Trioson_-_Mademoiselle_Lange_comme_Danaé
Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson (1767–1824), Portrait of Mademoiselle Lange as Danaë, 1799. Óleo sobre lienzo. 60.33 cmx48.58 cm, Minneapolis Institute of Arts.
Anne-Louis_Girodet_de_Roussy-Trioson_-_Mademoiselle_Lange_comme_Danaé2
Detalle (1) de la Dánae de Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson (1767–1824)
anne-louis_girodet_de_roussy-trioson_-_mademoiselle_lange_comme_danac3a91
Detalle (2) de la Dánae de Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson (1767–1824)

La Dánae de Adolf Ulrik Wertmüller

Adolf_Ulrik_Wertmüller_-_Danaë_and_the_Shower_of_Gold_-_Google_Art_Project
Adolf Ulrik Wertmüller (1751-1811), Dánae y la Lluvia de Oro, 1787. Óleo sobre lienzo, 150 × 190 cm. Museo Nacional de Suecia.

La Dánae de Gazpar Becerra

Dánae concibiendo a Perseo con la lluvia de oro de Zeus, gaspar becerra, s. XVI
Danae y la lluvia de oro, torre de la reina, Gaspar Becerra, 1565, Palacio Real de El Prado, Madrid (detalle)

La Dánae de Hendrik Goltzius

Hendrick_Goltzius_022r
Hendrik Goltzius (1558-1617), Dánae recibiendo Júpiter como una lluvia de oro, (1603); Óleo sobre lienzo, 173,3 x 200 cm. Museo de Arte del Condado de Los Ángeles.

Para ver algo más de este autor, puede visitarse la entrada en este mismo blog: Las Furias. De Tiziano a Ribera (Haz clic)

La Dánae de François Boucher

danae (1)
François Boucher (1703-1700)

La Dánae de Carolus Duran

010_carolus-duran_danae
Carolus Duran (1837-1917)

La Dánae de Joachim Wtewael

JoachimWtewael--JupiteretDanae1595
Joachim Wtewael (1566-1638)

La Dánae de Alexandre Jacques Chantron

Alexandre_Jacques_Chantron_(1891)_Danae (2)
Alexandre Jacques Chantron (1842-1918), Danae, 1891. Óleo sobre lienzo.

La Dánae de Léon Comerre

Danaë_and_the_Shower_of_Gold_-_Léon-François_Comerre (1)
Léon Comerre (1850-1916), Dánae y la Lluvia de Oro, 1908. Óleo sobre lienzo.
Comerre_Leon_Francois_Danae_Oil_on_Canvas-large
Léon Comerre (1850-1916), Dánae y la Lluvia de Oro, 1908. Óleo sobre lienzo.

 

La Dánae de Egon Schiele

danae schiele recortada
Egon Schiele (1890-1918), Dánae, 1909.

Para ver más sobre Schiele pueden visitarse en este blog: Egon Schiele (Una muestra en forma de Clip) , Egon Schiele (1890-1918). Galería (2) , Mujer reclinada con medias verdes; Egon Schiele.

La Dánae de Jacob van Loo

Danae_by_Van_Loo
Jacob van Loo (1614-1670), Dánae. entre 1640 y 1670. Óleo sobre lienzo.
bcf36e95-2206-4269-8e6e-51e5058865d6_g
Con otro cromatismo
Danaë
Jacob van Loo (1614-1670), Danae. Alrededor del año 1650. Óleo sobre lienzo. 73 × 64 cm. Sotheby.

La Dánae de Paolo de Matteis

PaoloDeMatteis-001
Paolo De Matteis, Danae, 1702/1705, Óleo sobre lienzo. Detroit, Colección Mr. & Mrs. Lester Gruber.

La Dánae de Charles-Joseph Natoire

charles-joseph-natoire-danae-receiving-the-shower-of-gold-145336
Charles-Joseph Natoire – circa 1731-1735 Musée des Beaux-Arts – Troyes (Puerto Rico) Pintura – óleo sobre lienzo 122 cmx106 cm

La Dánae de Jean-François de Troy

Troy_Danae (2)
Jean-François de Troy (1679-1752)

La Dánae de Andrea Casali

gla_hag_43533_large
Andrea Casali (1750)

La Dánae de Anton Raphael Mengs

the-rape-of-danae
Anton Raphael Mengs (1728-79)

La Dánae de Alexander Sigov

2008_Alexander Sigov - Danae
Alexander Sigov (2008)

La Dánae de Milo Manara

23-am_cap_10_010
Milo Manara es el pseudónimo del historietista italiano Maurillo Manara (Luson, (provincia de Bolzano), 12 de septiembre de 1945). Es considerado maestro indiscutible del cómic erótico,1 gracias a obras como “HP y Giuseppe Bergman” (1978), “El Clic” (1984) y “El perfume del invisible” (1986).

Dánae en la perfumería

138486_1_l
Dánae y “la lluvia dorada”, no podría ser mejor reclamo para el ramo de la perfumería, de hecho existe la marca Dánae; aquí presento esta bella botella de perfume René Lalique Danae, de 8 centímetros de alto por 7 centímetros ancho, de cristal ancho claro con panel central vertical de una figura femenina desnuda y juego tapón: Diseño Lalique LOUVRE PARIS, Circa 1930.
4910906_1_l
El diseño anterior actualizado.

Por último propongo este enlace a una visión actual de Dánae del artista contemporáneo Vadim Zajárov que presentó en la 55ª Bienal de Arte de Venecia.

coinsrain
Vadim Zajárov  en la 55ª Bienal de Arte de Venecia.

http://culturacolectiva.com/la-reinterpretacion-del-mito-de-danae-por-zajarov/

Ver vídeo de la exposición.

Un comentario sobre “Dánae: Mito y Arte

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: