Mar de Noviembre

En la línea (miscelánea) de la entrada anterior, Diario de un bañista, acometo esta nueva publicación, sin mayor interés que trasladar desde la brevedad algunos de los pensamientos y sensaciones que anoto cuando dialogo con el MAR; este MAR de Noviembre…

A modo de diario, siempre inacabado:

mar-16-nov-a

1 de Noviembre de 2016

Luz


mar-1-nov
La experiencia me ha enseñado que la vida jamás te advierte de cuándo y cómo recibirás la penúltima bofetada, la última ya sabemos cuál es. El Mar me enseña a diario una nueva luz…una nueva caricia, en prevención. C.R. Ipiéns.

mar-15-nov-bn

4 de Noviembre de 2016

Ojos


mar-de-4-nov
Esta mañana de magón…cuando el mar era una llanura que quería tener en su horizonte el color de tus ojos; y yo, a son de mar…en su serena rompiente. C.R. Ipiéns

6 de Noviembre de 2016

Azul


sky-319546_960_720

mar-6-nov
Mucha poesía ha sentido la tentación del silencio. Porque el poema tiende por naturaleza al silencio. O lo contiene como materia natural. Poética: arte de la composición del silencio. Un poema no existe si no se oye, antes que su palabra, su silencio. (J.A. Valente, Material Memoria). De igual modo, el Mar no se experimenta si no se ve antes que su oleaje, su profundidad, la que le da razón de ser. El azul del mar de esta mañana provenía, de su abismo. Como un “tu AZUL”, tan pulcro. C.R. Ipiéns.

7 de Noviembre de 2016

Refugiados (Negra orilla)


mar-7-nov
Esta mañana el mar se me hacía negro.                                                                                                      Se me ocurre adoptarlo como himno sin letra, a falta de bandera, para un “ejército” de “navegantes” sin patria ni voz, cuyas armas son sus almas y sus manos, a los que nuestra cínica Europa llama “refugiados” y que no poseen más refugio que la muerte en el abismo de nuestros mares o, en el mejor de los casos, el encuentro brutal contra una alambrada de espinas (los nuevos muros de la vergüenza) acuchilladas o un Ejército de verdad. Ya, se les podría cambiar la visa de “refugiados” por la de “alambrados”, al menos no faltaríamos a la verdad. C.R. Ipiéns.
featured-ibrahim-maalouf
Ibrahim Maalouf – Red & Black Light (Live au Zénith Nantes Métropole, 2016)

Oírlo completo es una opción. C.R. Ipiéns.

9 de Noviembre de 2016

Distopía


donald-trump-newsweek-cover-story

mar-de-9-nov
Enterado de la última derrota a manos de la “cultura de la incultura”, el mar de esta mañana fue el único refugio de esta distopía real. C.R. Ipiéns.

10 de Noviembre de 2016

Lirios (Iris Germánica)


iris_germanica_002
Lirios (Iris Germánica)
mar-10-nov
Me preguntaba esta mañana: ¿cómo sembrar lirios azules en el mar?… ya estarán sembrados, me dije, sin otra respuesta…haciéndose todo de tu mirar, en un azul que me llevaba a Tánger. C.R. Ipiéns.

11 de Noviembre de 2016

Cohen


leonard-cohen-various-positions-doc
Cohen es poesía. D.E.P.
mar-11-nov
Hoy, más que nunca te abracé a mil besos de profundidad, mientras me llevabas bailando hasta el fin del amor… C.R. Ipiéns.

https://euclides59.wordpress.com/?s=cohen

14 de Noviembre de 2016

Caracolas para un viaje azul


img_20161126_110133a

…sembrada estás de mar, adentro

de ti hay mar: moluscos del beber

en ti el mar

para que nunca en ti

tuvieran fin las aguas.

(J.A. Valente, Material Memoria)

mar-14-nova
En el líquido fondo de tus ojos, tu cuerpo salta el agua como un venado transparente… C.R. Ipiéns.

15 de Noviembre de 2016

Elegía, Piazza Margana


mar-16-nov
Hoy, ante este mar de poniente, sentado en mi silla de bitácora releo a Valente …

“Elegía, Piazza Margana”

Vuelvo a seguir ahora

tu glorioso descenso

hacia los centros

del universo cuerpo giratorio, una vez más ahora,

desde tus propios ojos, tu larga marcha oscura en la materia

más fulgurante del amor.

La noche.

Me represento al fin tu noche

y su extensión, la noche, tu salida

el absoluto vértigo…

(Elegía, Piazza Margana; J.A. Valente en su Material Memoria)

C.R. Ipiéns.

16 de Noviembre de 2016

Brioso mirar


mar-16-nov-aa

mar-16-nov-bb
Hoy, después de visitar este Mar de Sur, donde en cada romper de ola veía el brioso brillo de tus ojos… escribo: “En cada romper de olas, recibo el brioso y limpio silencio de tus ojos, de tu mirar; como tu blusa blanca, tu techo…blanco, como un sin-compás de alegrías resuelto en este papel blanco que se azulea a cada palabra que te escribo…; y, podría decirte:              ¡Ay mi Mar!                                                                                                                                                          C.R. Ipiéns.

17 de Noviembre de 2016

El “Canto a mí mismo” de  Wal Whitman. (Canto 22)


img_20161117_104056
Hoy, en mi leer y “leernos” la vida como preludio de las madrugadas, me encuentro este precioso canto, que me lleva al Mar de esta mañana, que seguía siendo de viento Sur…

El “Canto a mí mismo” de  Wal Whitman. (Canto 22)

Y tú, mar… También me entrego a ti.

Sé quién eres muy bien.

Desde la playa veo tu mano invitadora que me llama.

Creo que no quieres retirarte sin acariciarme.

Bien. Haremos un viaje juntos.

Aguarda a que me desnude y llévame contigo

hasta perder de vista la tierra.

Arrúllame y déjame dormir y soñar

en los blandos cojines de tus olas,

úngeme con tu amorosa espuma.

Yo te pagaré con amor.

 

En el anhelo de embarcarme hacia el azul…

C.R. Ipiéns.

23 de Noviembre de 2016

Al compás de los vientos


mar-23-nov
A veces, el mar nos proporciona la luz necesaria para no caer en la ceguera de creer que la vida es la que no llevamos y, mal que nos pese, la vida es siempre la que nos inventamos nosotros mismos. C.R. Ipiéns.

24 de Noviembre de 2016

El viaje de una mirada


mar-24-nov
El mar de esta mañana con barlovento por el Oeste (leve poniente), me hizo mirar a sotavento…y allá por el Este se adivinaban los muelles donde alguna vez se embarcaron mis emociones con rumbo al Sur de mi Sur, en busca del Norte que había perdido. Es un recuerdo tan vívido, que aún creo que sigo embarcado…por fin, miré mis pies y como se hundían en la arena. Luego me resguardé del viento y del corto pero intenso viaje de mi mirada. C.R. Ipiéns

25 de Noviembre de 2016

Pureza


mar-25-nov
Esta mañana el Mar se anunciaba de color de lluvia, rolar a levante lo verdeó como queriendo extinguir el día y, con él, extinguir los males… hoy salpicaba verdades y muchísima belleza. En un respirar hondo me guardé un poco de su pureza y me limpié de vanos pensamientos; comencé así a navegar caminando su rebalaje… y todo se hizo música. C.R. Ipiéns.

27 de Noviembre de 2016

Boca


mar-27-nov
Esta mañana, ante este Mar, me sentí marino y me vino al recuerdo una estrofa de un poema sin nombre de Jaime Sabines… y calladamente me decía: Cuando estuve en el Mar era marino este dolor sin prisas. Dame ahora tu boca:me la quiero comer con tu sonrisa. Jaime Sabines (Recuento de poemas 1950-1993)

29 de Noviembre de 2016

Luctuosa metáfora en tres imágenes


A rescue worker sits near the wreckage of a plane that crashed into the Colombian jungle with Brazilian soccer team Chapecoense onboard near Medellin
El accidente de avión del Chapecoense en Colombia

  1. El hombre siempre queriendo imitar a la naturaleza.


    img_20161129_111026ab
    Mirando esta mañana el zénit, encontré ante mis ojos esta imagen y no pude evitar recordar el luctuoso accidente de aviación ocurrido en nuestra madrugada. Viendo cómo inútilmente este avión perseguía al ave que volaba hacia la luz; lo imaginé como un Ícaro en el que el fuego de sus alas no era más que el poder de la desidia que conlleva la pobreza que aflige al tercermundismo (Parece ser que un fallo eléctrico no corregido en una escala anterior en un aeropuerto Boliviano fue la causa). D.E.P. todos los fallecidos y, que encuentren con el ave perseguida la luz.

    1. La naturaleza.


      img_20161129_111052a
      Hoy el Mar lo encontré con viento del Sur rolando a Levante y lo hizo en el vértigo de diez minutos y, con la virulencia de un tardío tsunami que moría a nuestras orillas sembrando la tristeza y la sombra de tan fatal accidente.

      1. El Hombre (Sin comentarios)


      img_20161129_111151a
      Luego miré al suelo y vi el hombre… (Sin comentarios).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s