Palabra de Mar

marcd

El Mar es como un “Sísifo” de olas, que incansablemente nos derrama al compás una ola y otra, y otra más… El Mar ES y siempre está; aparenta durar como los soles.

C.R. Ipiéns.

mar26j1

Preñado de muerte…

Capblogpez

Estamos convirtiendo nuestro Mar en el basurero más bello del planeta. De seguir así, puede que el Mar deje de derramarnos olas de azules, olas de luz, olas de vida…, puede, que llegue un día, en el que el Mar nos vomite en un formidable Tsunami en forma de plásticos toda la insensatez, la estulticia del hombre, el narcisismo de esa abominable sociedad (que sólo mira para sí) y seguir siendo Mar.
Texto y fotografía: C.R. Ipiéns.
A modo de resumen gráfico les dejo con “Marenostrum” en manos de Paolo Fresu / Richard Galliano / Jan Lundgren.

Vida y Muerte del Teatro

La Fenice. Venecia, Italia.

Una breve reflexión sobre la decadencia de los teatros y del teatro como género.

Teatro comunal de Bolonia. Bolonia, Italia.

Sería imprescindible que el mundo de la creación teatral, se hiciera algunas preguntas sobre su producción en la actualidad, sobre el grado de acercamiento del teatro que se realiza al público y a la realidad social que vive.

Al margen de los abusivos impuestos (intolerables) de este desgobierno, no quiero dejar de hacer algo de autocrítica: ¿Qué teatro producimos?.¿Puede suceder que sea caro y aburrido frente a otras propuestas de ocio y cultura?.

Y, por supuesto a las autoridades recordarles la triple obligación de: a) El de promover su actividad, b) El de conservar aquellos de sus frutos cuya utilidad ha quedado patente y c) El de garantizar a los ciudadanos el efectivo disfrute del mismo.

En este clip presento una colección de imágenes de teatros abandonados y otros rutilantes. La música que he puesto es “Cavellería rusticana” de Pietro Mascagni. Espero sea de su agrado.

Emilio Morenatti: Una muestra

Emilio Morenatti, nacido en 1969 en Zaragoza y criado en Jerez de la Frontera, es uno de los fotógrafos andaluces (él se considera andaluz) más destacados. Trabajó en varios medios jerezanos hasta 1992, cuando fue contratado por la Agencia EFE para cubrir la Exposición Universal de Sevilla.

Desde entonces, su trabajo ha sido distinguido con los premios Andalucía de Periodismo (1993) y Europeo de Fotografía Fujifilm (1995). Obtuvo una mención de honor en el ‘World Press Photo 2007’ y el ‘Pictures of the Year International’, el FotoPres 09 por su trabajo ‘Violencia de Género en Pakistán’, retratos sobre mujeres pakistaníes que habían sufrido ataques con ácido. El World Press Photo y elegido como el fotoperiodista del año 2010 por la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa.entre otros.

Aunque hasta 2003 su carrera estuvo vinculada a Sevilla, Emilio Morenatti ha viajado “por medio mundo” como fotógrafo de EFE y ha inmortalizado acontecimientos como cumbres europeas, los Juegos Olímpicos de Sydney o el viaje de las tropas españolas a Irak a bordo del buque ‘Galicia’.

Con una amplia vocación de ayuda social, viajó a Africa por primera vez en 2001 para posteriormente realizar una exposición de las fotografías que había tomado en Malawi y destinar todas las ganancias a la ayuda a este continente.

En febrero de 2003, pidió la excedencia en EFE con el fin de cumplir su sueño de trabajar en zonas de conflicto. Fue contratado por la agencia estadounidense Associated Press (AP), que le envió a Afganistán en abril de 2004, donde permaneció un año.

Secuestrado en Gaza

En 2005, AP fue destinado a Jerusalén para cubrir el conflicto palestino-israelí y un año más tarde fue secuestrado por unos encapuchados cuando salía de su casa en la franja de Gaza y liberado el mismo día.

El reportero gráfico dirige desde hace casi dos años la sección de fotografía de AP en Pakistán.

El 12 de agosto de 2009 sufrió un atentado mientras viajaba con fuerzas militares estadounidenses por Kandahar (Afganistán). A consecuencia de la explosión se le amputó un pie.

Aquí, en este clip presento una muestra de su magnífico trabajo, espero que esté a la altura.

Vídeo: Emilio Morenatti: Fotógrafo, una muestra de su trabajo en Pakistán.

Edición: C. R. Ipiéns

El Sahel

El Sahel o Sáhel  es la zona ecoclimática y biogeográfica de transición entre el desierto del Sáhara en el norte y la sabana sudanesa en el sur. Se extiende a través del norte del continente africano entre el Océano Atlántico y el Mar Rojo.

El Sahel cubre total o parcialmente el territorio (yendo de oeste a este) del norte de Senegal, el sur de Mauritania, Malí, la parte sur de Argelia, Níger, Chad, el sur de Sudán y Eritrea. Está delimitado en el norte por el Sáhara y en el sur por la menos árida sabana.

En un hecho sin precedentes, siete de los ocho países del Sahel han declarado el estado de emergencia por la crisis alimentaria derivada de una suma de factores estructurales como la pobreza o la falta de acceso a los servicios básicos, así como otros hechos recurrentes en los últimos años como las sequías, la baja producción de cereal y forraje y la subida de los precios de los productos de primera necesidad. La FAO calcula que la producción de cereales ha caído un 25% en 2011 y en algunas zonas de Mauritania y Chad sólo han podido recoger la mitad de la cosecha.

La inseguridad general en la región y, en las últimas semanas, la escalada del conflicto entre tuaregs y el gobierno de Malí no ha hecho más que complicar la situación de los afectados. Unas 200.000 personas han salido de sus aldeas, la mitad se han ido a otras zonas del país y la otra mitad han huido a los países vecinos.

Hace una década que las lluvias son muy irregulares en el Sahel, pero los dos últimos años han sido extremadamente secos. A muchos agricultores hace tiempo que se les acabó las cosechas y sin agua es imposible volver a plantar. A los ganaderos se les están muriendo los animales. Decenas de miles de mujeres y niños vagan por el desierto buscando refugio y comida en Argelia, Burkina Fasso, Mauritania o Níger.

“Hay una doble crisis -ha dicho el jefe de operaciones de la Cruz Roja para África Occidental- la inseguridad alimentaria que asola la región y los enfrentamientos en el norte de Malí“. “Cualquier desplazamiento masivo de población dificulta la gestión de la ayuda y eleva el nivel de crisis”, apostilla la responsable de Cooperación Internacional para África de Cruz Roja Española, Cristina Domínguez. Unicef alerta de que un millón de niños están al límite de la malnutrición severa.

El golpe de estado en Malí es un ejemplo del coctel explosivo en el que se ha convertido el Sahel, sobre todo tras la “primavera árabe” en el norte de África. Centenares de presos salieron de las cárceles, entre ellos muchos reclusos acusados de pertenecer a grupos yihadistas, que encontraron de nuevo la libertad de movimiento.

Tráfico de armas

En el caso de Libia miles de armas y milicianos salieron por ese patio trasero tan incontrolable como es el Sáhara y sus estribaciones en el Sahel. Armas y milicianos han ido a parar a grupos terroristas como Alqaeda en el Magreb, Boko Haram o Al Shabab en Somalia. A ellos hay que añadir los traficantes, tanto de droga como de personas.

Demasiados conflictos a pocos kilómetros de Europa. Desde la caída de Gadafi los servicios de seguridad de la zona, Estados Unidos y Europa han mantenido intensos contactos y han mostrado su preocupación porque el Sahel se ha vuelto incontrolable, más de lo habitual.

En ese peligro se mueven decenas de miles de personas que, como decía un tuareg llegado a Argelia, “no huimos sólo del hambre, sino de algo peor, de la muerte”. Los organismos internacionales creen que son necesarios 700 millones de euros para mantener la distribución de ayuda alimentaria y sanitaria y evitar que miles de africanos mueran de hambre. Los meses de junio y julio serán determinantes.

Pues ya estamos en Junio/Julio y sigue sin pasar nada, tendrá que ocurrir, desgraciadamente,  alguna muerte de algún occidental o algún secuestro para que esto salga en las televisiones y en los medios en general. Así es el comportamiento cínico y malvado del G20 y las grandes economías y bancos que rigen el planeta.

Saber que con 700 millones de euros (estimación de los organismos oficiales) se “casi” resuelve el problema y que le demos 24000 millones a Bankia, por poner un ejemplo, me parece una asquerosa obscenidad. Desde aquí mi denuncia y mi más absoluta repulsa a esta infame actitud.

En este Clip presento imágenes tomadas este mes de mayo (2012) con algunas imágenes de Sebastiao Salgado de la anterior crisis del Sahel. Esto ocurre ahora mismo. ¡¡¡OCURRE!!!, y nosotros con la Crisis, ¡qué mala sombra!.