‘Abd al-Rahman ibn’ Umar al-Sufi: El libro de las estrellas fijas; Colección de imágenes.

Colección de imágenes de El libro de las estrellas fijas de ‘Abd al-Rahman ibn’ Umar al-Sufi.

El astrónomo ‘Abd al-Rahman ibn’ Umar al-Sufi, conocido comúnmente como al-Sufi, nació en Persia (actual Irán) en 903 d.C. y murió en 986. Trabajó en Isfahán y en Bagdad, y es conocido por su traducción del griego al árabe de Almagest del antiguo astrónomo Ptolomeo. La obra más famosa de Al-Sufi es Kitab suwar al-kawakib (Libro de las constelaciones de las estrellas fijas), que publicó alrededor del 964. En este trabajo, al-Sufi describe las 48 constelaciones establecidas por Ptolomeo y añade críticas y correcciones propias.

Para cada una de las constelaciones, ofrece los nombres indígenas árabes para sus estrellas, los dibujos de las constelaciones y un cuadro de estrellas que muestra su localización y magnitud. El texto tiene descripciones y cuadros de una pequeña nube, en realidad la galaxia de Andrómeda. La menciona delante de la boca de un Gran Pez, una constelación árabe. Parece que esta nube era comúnmente conocida entre los astrónomos de Isfahán muy probablemente antes del año 905.

Posiblemente también está catalogado, como una estrella nebulosa, el cúmulo estelar de Ómicron Velorum, así como un objeto nebuloso adicional en Vulpecula, un asterismo hoy conocido como Cúmulo de Al Sufi, Cúmulo de Brocchi o Collinder 399. Además, se menciona la Gran Nube de Magallanes como Al Bakr, el Buey Blanco de los árabes del sur, ya que esta galaxia es visible desde el sur de Arabia, aunque no desde latitudes más septentrionales.

El libro de Al-Sufi estimuló aún más trabajo sobre astronomía en el mundo árabe e islámico y ejerció una enorme influencia en el desarrollo de la ciencia en Europa. El trabajo fue copiado y traducido con frecuencia. Esta copia, de las colecciones de la Biblioteca del Congreso, se produjo en algún lugar de Asia central o sur, hacia 1730, y es una copia exacta de un manuscrito, hoy perdido, preparado para Ulug Beg de Samarcanda (actual Uzbekistán) en 1417 [820 AH]. La Biblioteca Nacional de Francia tiene un manuscrito de Kitab suwar al-kawakib que fue preparado para Ulug Beg en 1436.

 

2484_1_45 2484_1_53 2484_1_54 2484_1_76 2484_1_77 2484_1_83 2484_1_88 2484_1_89 2484_1_94 2484_1_95 2484_1_102 2484_1_103 2484_1_110 2484_1_111 2484_1_121 2484_1_122 2484_1_131 2484_1_132 2484_1_138 2484_1_142 2484_1_143 2484_1_150 2484_1_151 2484_1_153 2484_1_155 2484_1_157 2484_1_159 2484_1_165 2484_1_166 2484_1_177 2484_1_178 2484_1_188 2484_1_189 2484_1_194 2484_1_195 2484_1_203 2484_1_204 2484_1_214 2484_1_215 2484_1_224 2484_1_225 2484_1_230 (1) 2484_1_231 2484_1_239 2484_1_240 2484_1_245 2484_1_246 2484_1_256 2484_1_257 2484_1_265 2484_1_266 2484_1_273 2484_1_274 2484_1_281 2484_1_282 2484_1_290 (1) 2484_1_291 (1) 2484_1_296 2484_1_302 2484_1_303 2484_1_306 2484_1_307 2484_1_316 2484_1_317 2484_1_326 2484_1_327 2484_1_330 2484_1_332 2484_1_333 (1) 2484_1_343 (1) 2484_1_344 (1) 2484_1_349 2484_1_354 2484_1_357 2484_1_373 2484_1_374 al_sufi_33 heavens5 Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundial Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundial2 Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundial3 Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundiala Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundialb Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundialc Las Constelaciones   Biblioteca Digital Mundiald tumblr_ll8oytAgYi1qc0noyo1_r1_1280 tumblr_ll95ggtAuf1qc0noyo1_1280

Vídeo: El libro de las estrellas fijas, de Al-Sufi

Por: C.R. Ipiéns

Anuncios

Islario general de todas las islas del mundo: Presentación del Autor y la Obra, (Parte I).

Presentación de la obra
Presentación de la obra. El libro contiene 360 páginas con 111 mapas: gouache sobre papel; 28 x 21 centímetros.

El autor:

Alonso de Santa Cruz (Sevilla, 1505 – Madrid, 1567), cartógrafo, cosmógrafo e historiador español del Renacimiento. Adscrito a la Casa de Contratación de Indias, navegante y cronista regio.

Hijo de un acomodado hombre de negocios sevillano, aficionado a la cosmología, con él y en contacto con la Casa de Contratación debió de realizar su primera formación. En 1526 participó como «veedor» designado por los armadores en la expedición de Sebastián Caboto, que se proponía alcanzar las Islas de las Especias viajando hacia el oeste. Él mismo había aportado una pequeña cantidad del capital necesario para la expedición, en la que su padre era uno de los mayores inversores.

Sebastián Caboto, Gaboto o Cabot - Italia_(c. Vencia, 1484 – 1557)
Sebastián Caboto, Gaboto o Cabot – Italia_(c. Vencia, 1484 – 1557)

La expedición concluyó en Río de la Plata, donde Caboto abandonó la expedición. Tras cinco años «de muchas guerras y hambres y demasiados trabajos», según declaraba el propio Santa Cruz en un borrador del prólogo de su Islario general, abandonaron el río para regresar a España desde Veracruz, pasando por Bahamas «que fuimos los primeros que vinieron a pasar la dicha canal [de las Bahamas] para venir a España».

De regreso a Sevilla, según la misma relación autobiográfica, se dio al estudio de la astrología y la cosmografía. El Consejo de Indias reunió en 1533 al Piloto Mayor y otros miembros para examinar las cartas e instrumentos náuticos presentados por Santa Cruz. En 1535 comenzó su carrera como cosmógrafo en la Casa de la Contratación de Sevilla, con el cargo de «Cosmógrafo de hacer cartas y fabricar instrumentos para la navegación» y sólo un año después fue nombrado por la reina Juana «nuestro cosmógrafo» con la misión de examinar junto a Sebastián Caboto las cartas e instrumentos náuticos. También en 1535 había inventado y ofrecido para su examen instrumentos y cartas náuticas y un instrumento para medir la longitud por las distancias de la Luna y los planetas. Un año más tarde inventó otro instrumento para calcular la longitud mediante la desviación de la brújula, confeccionando una carta de marear con indicaciones de desviación, lo que demuestra su insatisfacción con los sistemas de proyección cilíndricos, si bien se desconocen, al haberse perdido, las soluciones adoptadas.

En 1554 fue llamado a la Corte por Carlos I, pasando siete años en Valladolid, entregado a la confección de libros de astrología, cosmografía y filosofía al servicio del emperador y de su hijo, Felipe II.

En agosto de 1554 se reunió en Valladolid una Junta de Cosmógrafos, Astrólogos y otras personas doctas en semejantes ciencias para examinar sobre ciertos instrumentos de metal que había presentado el alemán Pedro Apiano con los que pretendía determinar las latitudes; fruto de esa junta será la redacción del Libro de las Longitúdines y manera que hasta ahora se ha tenido de navegar, dirigido a Felipe II, primer estudio sistemático del problema de la longitud.

Nota: Fuente Wikipedia.

Descripción de la obra:

Islario general de todas las islas del mundo es la obra más importante del cosmógrafo sevillano Alonso de Santa Cruz (1505-1567). El atlas se inició durante el reinado del emperador del Sacro Imperio Romano y rey ​​de España Carlos V y se terminó en el de su hijo, el rey Felipe II, a quien se le dedica. Se compone de 111 mapas que representan todas las islas y penínsulas del mundo, y que muestran todos los descubrimientos realizados por los exploradores europeos desde 1400 hasta mediados del siglo XVI. El atlas comienza con una carta de Santa Cruz al rey, en la que justifica su trabajo y explica diferentes conceptos geográficos. Antes de los mapas hay una «Breve introducción de la Sphera» en la que Santa Cruz hace una descripción cosmográfica, ilustrada con 14 figuras astronómicas. El mapa está organizado en cuatro partes: la primera trata del Atlántico Norte; la segunda, del Mediterráneo y las zonas adyacentes; la tercera, del África y el Océano Índico, y la cuarta, del Nuevo Mundo. Los mapas incluyen escalas en latitud y algunas en longitud, y cuerpos de agua con escalas variadas y orientadas con rosas de los vientos. El Islario general es el primer atlas en el que se utiliza papel en lugar de pergamino, cuyo uso era más común para tales cartas en épocas anteriores. El diseño de los mapas es más funcional, con menos atención a la estética y más al detalle geográfico que en los mapas portuláneos y atlas de finales del medievo. Los eruditos han determinado, sobre la base de las fechas que aparecen en los textos descriptivos sobre las islas, que los mapas fueron hechos a partir de la cuarta década del siglo XVI, alrededor de 1539, y que el atlas se completó alrededor del año 1560. Es muy probable que el Islario general fuera parte de una Geografía universal que Santa Cruz nunca concluyó. Santa Cruz fue una de las figuras clave de la Casa de Contratación de Sevilla. Uno de sus primeros trabajos fue un conjunto de cartas esféricas del Nuevo Mundo. Creó muchas otras obras sobre cosmografía y geografía, tales como el Libro de longitudes; y sobre temas históricos, entre los que se encuentran Crónica de los Reyes Católicos y Crónica de Carlos V. Después de la muerte de Santa Cruz, su sucesor, Andrés García de Céspedes, intentó adjudicase el crédito por este trabajo. En la portada, el nombre de Alonso de Santa Cruz ha sido borrado y sustituido por el de García de Céspedes como si él fuera el autor. La obra está dedicada al rey Felipe III. Al manuscrito mismo se han superpuesto textos apócrifos a los originales, con el fin de ocultar la fecha de creación y la autoría real.

En esta entrada comenzamos una serie que conformaran la totalidad de este libro, presentamos en esta primera parte las primeras ocho tablas generales, que posteriormente se irán desarrollando.

Reseña de autores que se utilizan en este libro.
Reseña de autores que se utilizan en este libro.
10090_1_39
Contenido de la Tabla Primera
Tabla Primera
Tabla Primera
Contenido Tabla Segunda
Contenido Tabla Segunda
Tabla Segunda
Tabla Segunda
Contenido Tabla Tercera
Contenido Tabla Tercera
Tabla Tercera
Tabla Tercera
Contenido de la Tabla Cuarta
Contenido de la Tabla Cuarta
Tabla Cuarta
Tabla Cuarta
Contenido de la Quinta Tabla
Contenido de la Tabla Quinta.
Tabla Quinta.
Tabla Quinta.
Contenidos Tabla Sexta
Contenidos Tabla Sexta
Tabla Sexta.
Tabla Sexta.
Contenido Tabla Séptima.
Contenido Tabla Séptima.
Tabla Séptima.
Tabla Séptima.
10090_1_60
Contenido Tabla Octava.
Tabla Octava.
Tabla Octava.

ROMA: Maqueta en el Museo della Civiltà.

520-3_339%20Colosseum,%20baths%20of%20Trajan,%20Caelian2

Entre 1933 y 1971 el arqueólogo italiano Italo Gismondi construyó una enorme maqueta de la Roma en el tiempo del emperador Constantino I el Grande (272-335) para el Museo della Civiltà Romana situada en el gran complejo llamado Esposizione Universale Roma.

520-3_364%20lower%20campus%20martius

La maqueta esta en una gran sala del museo en una posición más baja que la del visitante para poder apreciar mejor la perspectiva.

520-3_345%20Baths%20of%20Constantine%20and%20Serapeum
El modelo es a escala 1:250 e integra las especificaciones de la Forma Urbis — un mapa de mármol de Roma hecho a principios del siglo III (en tiempos del emperador Septimio Severo) — y con los datos obtenidos de los restos arqueológicos y las fuentes antiguas.

520-3_342%20Capitoline%20hill

Debió de ser un espectáculo grandioso para la gente de hace 17 centurias llegar a esta enorme y monumental ciudad, abarrotada, bulliciosa, cosmopolita, y perderse por sus calles.

Vídeo: C.R. Ipiéns.

Roma: Una maqueta de la Roma Imperial por Italo Gismondi.

De los cielos: Mitos, Arte y Etimologías.

En estas nuevas entradas iré recogiendo alguna unidades de trabajo que realicé con mis alumnos en el IES Pablo Picasso de Málaga durante el Curso Académico 2011/2012, donde desarrollamos el Proyecto Analema. Esta es una de dichas unidades, espero sea de su agrado.

Nota: Lamento que no puedan observarse las animaciones, es una presentación PowerPoint.

El Almagesto: El modelo Ptolemáico

Hiparco fue un astrónomo, geógrafo y matemático griego (nacido en Nicea alrededor de 190 a. C. – y muere alrededor de 120 a. C.).

Hiparco de Nicea

 Nace dos años antes de la muerte de Eratóstenes, del que fue sucesor en la dirección de la Biblioteca de Alejandría. Entre sus aportaciones cabe destacar: el primer catálogo de estrellas; la división del día en 24 horas de igual duración (hasta la invención del reloj mecánico en el siglo XIV las divisiones del día variaban con las estaciones); el descubrimiento de la precesión de los equinoccios; la distinción entre año sidéreo y año trópico, mayor precisión en la medida de la distancia Tierra-Luna y de la oblicuidad de la eclíptica, invención de la trigonometría y de los conceptos de longitud y latitud geográficas.

Epiciclo solar

Se debe a él la elaboración del primer catálogo de estrellas que contenía la posición en coordenadas eclípticas de 1080 estrellas. Influyó en Hiparco la aparición de una estrella nova, Nova Scorpii en el año 134 a. C. y el pretender fijar la posición del equinoccio de primavera sobre el fondo de estrellas.

Como hemos dicho, Hiparco es el inventor de la trigonometría, construyó una tabla de cuerdas, que equivalía a una moderna tabla de senos. Con la ayuda de dicha tabla, pudo fácilmente relacionar los lados y los ángulos de todo triángulo plano. Ahora bien, los triángulos dibujados sobre la superficie de la esfera celeste no son planos sino esféricos constituyendo la trigonometría esférica.

Claudius Ptolemaeus

Es por otra parte el Teorema de Menelao el que juega un papel fundamental en la trigonometría esférica y en Astronomía, pero no obstante la obra trigonométrica más significativa y que tuvo una mayor influencia, con mucha diferencia sobre las demás de toda la antigüedad, fue la Sintaxis Matemática, una obra en trece libros escrita por Ptolomeo de Alejandría medio siglo más o menos después de Menelao, esta obra fue distinguida de otro tipo de tratados astronómicos con la denominación de la colección <Mayor>. De las frecuentes referencias a ella como “Magiste”, surgió más tarde en Arabia la costumbre de llamar al libro de Ptolomeo Almagesto (el más grande), y desde entonces la obra ha sido conocida por este nombre.

Se supone que el Almagesto de Ptolomeo debe mucho, por lo que se refiere a los métodos utilizados, a la tabla de cuerdas construida por Hiparco, pero la magnitud de esta deuda no puede establecerse con seguridad. Está claro que Ptolomeo debió usar en su astronomía el catálogo de posiciones de estrellas que dejó Hiparco, pero no podemos determinar si las tablas trigonométricas de Ptolomeo fueron extraídas en gran parte de su ilustre predecesor o no, ni, en caso afirmativo, en qué medida.

En el cálculo de las cuerdas por Ptolomeo desempeñó un papel fundamental el Teorema de Meneleao y una proposición geométrica que se conoce aún en la actualidad como Teorema de Ptolomeo:

Ver Clip: (Pantalla completa 720P HD)

Armado de las fórmulas para las cuerdas de las sumas y diferencias de arcos y para la cuerda del arco mitad, y con un valor bien calculado para la cuerda de un arco de ½º, se dispuso por fin Ptolomeo a construir su tabla, correcta hasta el último segundo de todos los arcos desde ½º hasta 180º, de medio en medio grado, formando parte del primer libro del Almagesto, constituyendo así una herramienta indispensable para los astrónomos a lo largo de más de mil años. Los doce libros restantes de este célebre tratado contienen, entre otras cosas, el bello desarrollo matemático de la teoría de ciclos y epiciclos (movimiento retrógrado) para el movimiento de los planetas, que se conoce como sistema de Ptolomeo o Ptolemáico.

Igual que Arquímedes, Hiparco y la mayoría de los grandes pensadores de la antigüedad, Ptolomeo postuló un Universo geocéntrico, debido a que una tierra en movimiento daba lugar a graves dificultades, tales como la ausencia de paralaje estelar apreciable y las aparentes inconsistencias de un teórico movimiento de la Tierra con los fenómenos de la dinámica terrestre. En comparación con estos problemas, el carácter inverosímil de la inmensa velocidad que se requeriría para que la esfera de las estrellas “fijas”  girase diariamente alrededor de la Tierra, parecía reducirse a algo insignificante.

El sistema Ptolemáico, además de mostrarse muy de acuerdo con el sentido común, ofrecía la ventaja de poder representarse con mucha facilidad. Los planetarios, por ejemplo, se construyen como si el universo fuese geocéntrico, puesto que de esta forma los movimientos aparentes de los astros se reproducen más fácilmente.

Platón le había propuesto a Eudoxio el problema astronómico de “salvar los fenómenos”, es decir, de idear un artificio matemático tal como, por ejemplo, una combinación de movimientos circulares uniformes, de manera que sirviera como modelo de los movimientos aparentes de los planetas, pero el sistema de Eudoxo de las esferas homocéntricas fue abandonado casi completamente por los matemáticos a favor del sistema de ciclos y epiciclos de Apolonio e Hiparco.

Ptolomeo hizo a su vez una modificación esencial en este último modelo. En primer lugar desplazó la Tierra un poco del centro del círculo diferente, con lo que se tenían en realidad órbitas excéntricas; este cambio ya había sido propuesto con anterioridad, pero Ptolomeo introdujo además una novedad tan drástica y radical en sus implicaciones filosóficas y científicas que Copérnico, mucho más tarde, no pudo aceptarla, por muy eficaz que resultara ser el artificio en cuestión, conocido con el nombre de “ecuante”, para reproducir los movimientos planetarios. Después de repetidos ensayos infructuosos Ptolomeo no consiguió ajustar ningún sistema de ciclos, epiciclos y excéntricos que representase con exactitud los movimientos observados de los planetas.

En definitiva, el “truco” empleado por Ptolomeo tenía solamente una utilidad cinemática y no con exactitud, y no hacía desde luego ningún esfuerzo por contestar a las cuestiones de carácter dinámico que planteaban de manera clara los movimientos circulares no uniformes.

En este clip se presenta una breve descripción del modelo geocéntrico de Aristóteles (la más bella mentira que perduró más de un milenio) y la consolidación que hace de él Ptolomeo.

Trópico de Capricornio

(Del lat. tropĭcus, y este del gr. τροπικός).

Los trópicos son cada uno de los dos círculos menores que se consideran en la esfera celeste, paralelos al Ecuador y que tocan a la Eclíptica en los puntos de intersección de la misma con el coluro (En astronomía se llama coluro a cada uno de los dos meridianos principales de la esfera celeste, uno de los cuales pasa a través de los polos celestes y los puntos del equinoccio-coluro equinoccial-, y el otro pasa a través de los polos celestes y los puntos del solsticio –coluro solsticial-.) de los solsticios. El del hemisferio boreal se llama trópico de Cáncer, y el del austral, trópico de Capricornio.

Colure

El Trópico de Capricornio es el trópico del hemisferio sur. Es el paralelo situado actualmente (2012) a una latitud de 23º 26′ 16″ al sur del Ecuador (en el año 1917 estuvo en 23° 27′).

Esta línea imaginaria delimita los puntos más meridionales en los que el Sol puede ocupar el cénit (la vertical del lugar) a mediodía. En el Trópico de Capricornio, por lo tanto, los rayos solares caen verticalmente sobre el suelo en el instante en que ocurre el solsticio de diciembre, lo que acontece entre el 21 y el 22 de diciembre, fecha y hora dadas en tablas astronómicas en horario de tiempo universal coordinado (UTC).

Hito al Trópico de Capricornio. Región de Antofagasta, Chile
Hito al Trópico de Capricornio. Región de Antofagasta, Chile

El Trópico de Capricornio señala el límite meridional de la llamada Zona Intertropical, comprendida entre los trópicos de Capricornio y Cáncer.

Se le denomina «de Capricornio» porque en la antigüedad, cuando se producía el solsticio de invierno en el hemisferio sur, el Sol estaba en la constelación de Capricornio.

En la actualidad está en la constelación de Ofiuco, pero el nombre Trópico de Capricornio continúa siendo el aceptado por tradición.

El Trópico de Capricornio pasa a través de los siguientes países, partiendo del Meridiano de Greenwich hacia el oeste:

  • Brasil
  • Paraguay
  • Argentina
  • Chile
  • Polinesia Francesa (Francia) – justo al sur de Tubuai
  • Tonga – justo al norte de los Arrecifes Minerva
  • Islas del Mar del Coral (Australia) – justo al sur del arrecife Cato
  • Australia
  • Madagascar
  • Mozambique
  • Sudáfrica
  • Botsuana
  • Namibia

Acompaño esta entrada con este precioso Tryller del fotógrafo Greg Kiss, quien nos lleva por los países que atraviese este trópico. La música es de Phil Curran.

Atlas portuláneo del mar Mediterráneo, Europa Occidental y la costa noroeste de África, por: Jaun Oliva entre 1580-1615.

Mapamundi dibujado en una proyección oval. En el mapamundi, Norteamérica, identificada como «terra florida» y «nova francia», está unida a Asia oriental. Varios de los mapas incluyen dibujos de barcos. (Click para ampliar en todas las imágenes)

Las cartas portuláneas comenzaron a utilizarse en barcos de vela en el mar Mediterráneo hacia finales del siglo XIII. Hechas para, y en muchos casos por, marinos; estas cartas náuticas se caracterizaban por un sistema de líneas loxodrómicas o líneas de rumbo que se intersectaban en todas las cartas y por la rosa de los vientos decorada que aparecía normalmente.

Se ha atribuido el atlas de cinco cartas manuscritas a Juan Oliva: un miembro de la ilustre familia Oliva de cartógrafos catalanes, que comenzó a trabajar en Mallorca un poco antes de 1550.

El atlas no fue compilado antes de 1590, o incluso en los primeros años del siglo XVII. Los mapas en el atlas son:

1. el Mediterráneo oriental, que incluye Grecia, las islas del Egeo, Creta, Chipre y el mar Negro;

Mapa 1

2. el Mediterráneo central, que incluye Italia, Sicilia, Cerdeña, Córcega y Malta;

Mapa 2

3. Europa occidental y las Islas Británicas, donde se muestran las costas de toda España, Portugal, Francia, los Países Bajos, Dinamarca, la costa suroeste de Escandinavia y las Islas Británicas;

Mapa 3

4. el noroeste de África, incluyendo Madeira, las Islas Canarias, las islas de Cabo Verde, y parte de Azores.

Mapa 4