La Virgen con el Niño y ángeles. Jean Fouquet. “La Obra Invitada” (Museo del Prado).

La Virgen con el Niño y Ángeles. Hacia 1452. Jean Fouquet. Óleo sobre tabla, 94,5x85,5cm. Amberes. Real Museo de Bellas Artes. Panel derecho del Díptico de Melun.
La Virgen con el Niño y Ángeles. Hacia 1452. Jean Fouquet. Óleo sobre tabla, 94,5×85,5cm. Amberes. Real Museo de Bellas Artes. Panel derecho del Díptico de Melun.

Jean Fouquet (Tours? 1420-1481) fuel el pintor y miniaturista más destacado del siglo XV.

Su estilo manifiesta la influencia de la pintura flamenca y de los hermanos Limburgo, y es deudor también de la plástica monumental francesa, y de Masaccio y Andrea del Castagno, cuyas obras tuvo ocasión de admirar durante su viaje a Italia hacia 1448. A su regreso a Tours dirigió un gran taller siendo pintor de cámara del rey Luis XI (1423-1483) a partir de 1475.

Esta tabla es el panel derecho del Díptico de Melun que Étienne  Chevalier, por entonces tesorero del rey encargó a Jean Fouquet. El destino original de la obra fue la iglesia colegial de Nôtre-Dame de Melun, villa natal de Étienne Chevalier en la que ordenó construir su sepultura y la de su esposa.

Étienne Chevalier con San Esteban. Jean Fouquet. Óleo sobre tabla, Óleo sobre tabla, 94,5x85,5cm. Amberes. Real Museo de Bellas Artes. Panel izquierdo del Díptico de Melun.
Étienne Chevalier con San Esteban. Jean Fouquet. Óleo sobre tabla, Óleo sobre tabla, 94,5×85,5cm. Amberes. Real Museo de Bellas Artes. Panel izquierdo del Díptico de Melun.

El díptico sorprende por su originalidad en el contexto de la pintura francesa de su época. Las evidentes diferencias que existen entre los dos paneles responden a una deliberada intención del autor por diferenciar el espacio terrenal (Panel Izquierdo) donde, el retrato de Chevalier sigue la tradición pictórica flamenca y el santo patrón (San Esteban, que sostiene en la mano un libro y una piedra de cantos, símbolo de su martirio) está representado al estilo del renacimiento italiano (Quattrocento), del celestial (Panel derecho), evocado por un fondo azul abstracto, sin referencias espaciales, ante el que aparecen la Virgen, el Niño y los ángeles. Este panel muestre un carácter gótico. La claridad y la fuerza plástica son características típicas de la pintura de Fouquet. En su época era muy corriente dar un toque mundano a las figuras sagradas. Es posible que en este caso hiciera de modelo la favorita del rey, Agnes Sorel. El seno al descubierto que parece haber sido trazado con un compás, tampoco tiene nada que ver con el tema, es un elemnto erótico añadido a la representación.

La Obra Invitada es un programa patrocinado por la Fundación Amigos Museo del Prado.

El Real Museo de Bellas Artes de Amberes se encuentra cerrado por remodelación. Algunas de sus obras maestras se exhiben en otras sedes en Amberes y en otros países.

Esta obra está expuesta en la Sala 57.A, planta baja, del Edifico Villanueva dl Museo del Prado desde el 12 de Febrero al 25 de Mayo de 2014, en el programa de La Obra Invitada.

Anuncios