La Belleza Encerrada de Fra Angelico a Fortuny-Exposición Temporal Museo del Prado- (Sala IX)

La construcción de la Torre de Babel, Pieter Brueghel el Joven.
La construcción de la Torre de Babel, Pieter Brueghel el Joven.

SALA 9.

(Presentación y contenidos)

El paisaje toma carta de naturaleza en el siglo XVII, aunque en él perdure el gusto por la representación de acontecimientos mitológicos o religiosos, como el que acoge el Noli me tangere de Poussin. Desaparecen, sin embargo, las historias, en el Paisaje de Brueghel el Viejo y el Paisaje con cascada de Dughet, y esa tendencia del género hacia la independencia culmina aquí con las Vistas de la Villa Medici de Velázquez. Italia acuña a principios del siglo XVII el concepto de «paisaje clásico», que recrea el mundo antiguo por medio de una naturaleza compuesta, ordenada y serena en la que aparecen edificios clásicos, de lo que son ejemplo las obras de Claudio de Lorena y de Domenichino. El paisajismo nórdico continua por un lado la veta inusitada de Brueghel el Viejo, representada aquí por la Torre de Babel de Pieter Brueghel el Joven. Por otro lado se buscan temas nuevos, modernos, de la vida cotidiana, como vemos en una serie de obras de Brueghel el Viejo, de Brueghel el Joven con Vranck, y de Bout. Por último, los artistas nórdicos afincados en Italia, como Bramer, interpretan los temas clásicos con su personal sensibilidad por los detalles cotidianos y realistas. Como obras extraordinarias se muestran en este contexto un paisaje infernal de Pieter Fris, así como un singular bosque de cruces pintado por un anónimo francés en torno a 1630, tema de gran rareza y carácter alegórico inspirado en una obra del italiano Lelio Orsi y basado en una complicada utilización de las matemáticas y los recursos pictóricos de la luz y el color que anticipan el estudio que hará Velázquez de la representación del espacio.

Orfeo y Eurídice en los Infiernos, Pieter Fris. Óleo sobre lienzo, 61 x 77 cm, 1652. Cuadro de gabinete.
Orfeo y Eurídice en los Infiernos, Pieter Fris. Óleo sobre lienzo, 61 x 77 cm, 1652. Cuadro de gabinete.
Noli me tangere, Nicolas Poussin. Óleo sobre tabla, 47 x 39 cm, H. 1657. Cuadro de devoción.
Noli me tangere, Nicolas Poussin. Óleo sobre tabla, 47 x 39 cm, H. 1657. Cuadro de devoción.
El dolor de Hécuba, Leonaert Bramer. Óleo sobre lámina de cobre, 46,2 x 59,6 cm, H. 1630. Cuadro de gabinete.
El dolor de Hécuba, Leonaert Bramer. Óleo sobre lámina de cobre, 46,2 x 59,6 cm, H. 1630. Cuadro de gabinete.
El alma cristiana acepta su cruz, Anónimo francés. Óleo sobre lienzo, 70 x 64 cm, Siglo XVII. Cuadro de devoción.
El alma cristiana acepta su cruz, Anónimo francés. Óleo sobre lienzo, 70 x 64 cm, Siglo XVII. Cuadro de devoción.
Paisaje con cascada, Gaspard Dughet.Óleo sobre lienzo, 30 x 26 cm, 1650 – 1660. Cuadro de gabinete.
Paisaje con cascada, Gaspard Dughet.Óleo sobre lienzo, 30 x 26 cm, 1650 – 1660. Cuadro de gabinete.
Vista del jardín de la Villa Medici en Roma con la estatua de Ariadna, Diego Velázquez. Óleo sobre lienzo, 44 x 38 cm, 1629 – 1630.
Vista del jardín de la Villa Medici en Roma con la estatua de Ariadna, Diego Velázquez. Óleo sobre lienzo, 44 x 38 cm, 1629 – 1630.
Vista del jardín de la Villa Medici en Roma, Diego Velázquez. Óleo sobre lienzo, 48,5 x 43 cm, 1629 – 1630.
Vista del jardín de la Villa Medici en Roma, Diego Velázquez. Óleo sobre lienzo, 48,5 x 43 cm, 1629 – 1630.
Arco de triunfo, Domenico Zampieri, Domenichino. Óleo sobre lienzo, 70 x 60 cm, 1607 – 1615. Cuadro de gabinete.
Arco de triunfo, Domenico Zampieri, Domenichino. Óleo sobre lienzo, 70 x 60 cm, 1607 – 1615. Cuadro de gabinete.
El vado, Claudio de Lorena. Óleo sobre lienzo, 68 x 99 cm, H. 1644. Cuadro de gabinete.
El vado, Claudio de Lorena. Óleo sobre lienzo, 68 x 99 cm, H. 1644. Cuadro de gabinete.
Paisaje con galeras, Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 33 x 43 cm, 1603. Cuadro de gabinete.
Paisaje con galeras, Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 33 x 43 cm, 1603. Cuadro de gabinete.
Puerto con castillo, Paul Bril. Óleo sobre lámina de cobre, 24 x 35 cm, H. 1601. Cuadro de gabinete.
Puerto con castillo, Paul Bril. Óleo sobre lámina de cobre, 24 x 35 cm, H. 1601. Cuadro de gabinete.
Recua y gitanos en un bosque, Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 36 x 43 cm, 1612. Cuadro de gabinete.
Recua y gitanos en un bosque, Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 36 x 43 cm, 1612. Cuadro de gabinete.
Sorpresa de un convoy, Jan Brueghel el Joven y Sebastian Vrancx. Óleo sobre tabla, 48 x 86 cm, 1625 – 1650. Cuadro de gabinete.
Sorpresa de un convoy, Jan Brueghel el Joven y Sebastian Vrancx. Óleo sobre tabla, 48 x 86 cm, 1625 – 1650. Cuadro de gabinete.
Paisaje, Atribuido a Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 24 x 19 cm, H. 1604. Cuadro de gabinete.
Paisaje, Atribuido a Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 24 x 19 cm, H. 1604. Cuadro de gabinete.
Carnaval sobre hielo, Pieter Bout. Óleo sobre tabla, 28 x 42 cm, 1678. Cuadro de gabinete.
Carnaval sobre hielo, Pieter Bout. Óleo sobre tabla, 28 x 42 cm, 1678. Cuadro de gabinete.
La construcción de la Torre de Babel, Pieter Brueghel el Joven. Óleo sobre tabla, 43,2 x 42,9 cm, H. 1595. Cuadro de gabinete.
La construcción de la Torre de Babel, Pieter Brueghel el Joven. Óleo sobre tabla, 43,2 x 42,9 cm, H. 1595. Cuadro de gabinete.

Nota: Los textos que acompañan esta entrada han sido extraídos de la pequeña guía de mano que acompaña la visita a la exposición.

Anuncios

La Belleza Encerrada de Fra Angelico a Fortuny-Exposición Temporal Museo del Prado- (Sala VIII)

Agnus Dei, Francisco de Zurbarán
Agnus Dei, Francisco de Zurbarán

SALA 8.

(Presentación y contenidos)

Ante la mirada del melancólico Filósofo de Koninck se despliegan bodegones y floreros que evidencian el concepto de vanitas que subyace en el arte del siglo XVII: el paso del tiempo, la vanidad de la belleza y de las cosas y la presencia de la muerte. Un pequeño retrato de Mariana de Austria, según las facciones que de ella dejó Velázquez, nos recuerda que entre los atributos de las reinas estaban las fl ores, por su belleza y delicado aroma. Brueghel el Joven anuncia las posibilidades del mundo en su alegoría de la Abundancia, que promete los bienes que todo ser humano espera encontrar en su fugaz paso por la tierra y a los que aluden con ligereza las exquisitas frutas de Van der Hamen. Los pintores flamencos continúan la deslumbradora locura de sus predecesores medievales por captar la realidad. Su magia reside en su capacidad de abstracción, en evitar la pedantería del pormenor y en cambio recurrir a la intensidad selectiva para revivir la materia y conseguir, como Van Vollenhoven en el estornino de su bodegón, que el pájaro sea pájaro y no su imagen pintada, como en las hazañas pictóricas de Parrasios y Zeuxis. La solemne arquitectura que acoge al grupo de pajarillos muertos, con una resonancia de catacumba, no es menos impresionante que el oscuro vacío que rodea al cordero de Zurbarán o al gallo blanco de Metsu. El francés Linard expresa la vanidad del saber y Steenwijck la rapidez con la que se desvanecen los placeres. Sólo queda el recurso de la huida, para la que Brueghel el Joven nos proporciona al bello y fuerte caballo blanco con el que cabalgar por su Paraíso.

Un filósofo, Salomon Koninck. Óleo sobre tabla, 71 x 54 cm, 1635. Cuadro de gabinete. Réplica del original, conservado en el Musée des Beaux-Arts de Burdeos.
Un filósofo, Salomon Koninck. Óleo sobre tabla, 71 x 54 cm, 1635. Cuadro de gabinete. Réplica del original, conservado en el Musée des Beaux-Arts de Burdeos.
Vánitas, Jacques Linard. Óleo sobre lienzo, 31 x 39 cm, H. 1640 – 1645. Cuadro de gabinete.
Vánitas, Jacques Linard. Óleo sobre lienzo, 31 x 39 cm, H. 1640 – 1645. Cuadro de gabinete.
Pájaros muertos, Herman van Vollenhoven. Óleo sobre tabla, 26 x 36 cm, H. 1600 – 1628. Cuadro de gabinete.
Pájaros muertos, Herman van Vollenhoven. Óleo sobre tabla, 26 x 36 cm, H. 1600 – 1628. Cuadro de gabinete.
Agnus Dei, Francisco de Zurbarán. Óleo sobre lienzo, 37,3 x 62 cm, 1635 – 1640. Cuadro de devoción.
Agnus Dei, Francisco de Zurbarán. Óleo sobre lienzo, 37,3 x 62 cm, 1635 – 1640. Cuadro de devoción
Emblema de la muerte, Pieter Steenwijck. Óleo sobre tabla, 36 x 46 cm, 1635 – 1640. Cuadro de gabinete.
Emblema de la muerte, Pieter Steenwijck. Óleo sobre tabla, 36 x 46 cm, 1635 – 1640. Cuadro de gabinete.
Gallo muerto, Gabriël Metsu. Óleo sobre tabla, 57 x 40 cm, 1659 – 1660. Cuadro de gabinete.
Gallo muerto, Gabriël Metsu. Óleo sobre tabla, 57 x 40 cm, 1659 – 1660. Cuadro de gabinete.
Paisaje con pastores, Francisco Collantes. Óleo sobre lámina de cobre, 26 x 38,8 cm, 1600 – 1650. Cuadro de gabinete.
Paisaje con pastores, Francisco Collantes. Óleo sobre lámina de cobre, 26 x 38,8 cm, 1600 – 1650. Cuadro de gabinete.
Plato con ciruelas y guindas, Juan van der Hamen. Óleo sobre lienzo, 20 x 28 cm, H. 1631. Cuadro de gabinete.
Plato con ciruelas y guindas, Juan van der Hamen. Óleo sobre lienzo, 20 x 28 cm, H. 1631. Cuadro de gabinete.
Bodegón de flores, Jan van Kessel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 32 x 42 cm, 1633 – 1666. Cuadro de gabinete.
Bodegón de flores, Jan van Kessel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 32 x 42 cm, 1633 – 1666. Cuadro de gabinete.
La Abundancia, Jan Brueghel el Joven. Óleo sobre lámina de cobre, 40 x 58 cm, Siglo XVII. Cuadro de gabinete.
La Abundancia, Jan Brueghel el Joven. Óleo sobre lámina de cobre, 40 x 58 cm, Siglo XVII. Cuadro de gabinete.
El Paraíso terrenal, Brueghel "el Joven", Pieter (Copia de Bruegel "el Viejo", Pieter). Óleo sobre lámina de cobre, 57 x 88 cm, H. 1600 – 1625. Cuadro de gabinete. Réplica del original, del Museo de Budapest.
El Paraíso terrenal, Brueghel “el Joven”, Pieter (Copia de Bruegel “el Viejo”, Pieter). Óleo sobre lámina de cobre, 57 x 88 cm, H. 1600 – 1625. Cuadro de gabinete. Réplica del original, del Museo de Budapest.
Florero (1), Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lienzo, 41 x 33 cm, H. 1600-25. Cuadro de gabinete.
Florero (1), Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lienzo, 41 x 33 cm, H. 1600-25. Cuadro de gabinete.
Florero(2), Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 48 x 35 cm, H. 1600 – 1625. Cuadro de gabinete.
Florero(2), Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre lámina de cobre, 48 x 35 cm, H. 1600 – 1625. Cuadro de gabinete.
Jarrón de bronce con rosas, Pedro Camprobín. Óleo sobre lienzo, 37 cm de diámetro, H. 1640 – 1660. Cuadro de gabinete.
Jarrón de bronce con rosas, Pedro Camprobín. Óleo sobre lienzo, 37 cm de diámetro, H. 1640 – 1660. Cuadro de gabinete.
Mariana de Austria, reina de España, Anónimo madrileño. Óleo sobre lámina de cobre, 22 x 15 cm (con marco), H. 1655. Pequeño retrato.
Mariana de Austria, reina de España, Anónimo madrileño. Óleo sobre lámina de cobre, 22 x 15 cm (con marco), H. 1655. Pequeño retrato.

Nota: Los textos que acompañan esta entrada han sido extraídos de la pequeña guía de mano que acompaña la visita a la exposición.

La Belleza Encerrada de Fra Angelico a Fortuny-Exposición Temporal Museo del Prado- (Sala VII)

La Vista y el Olfato, Jan Brueghel "el Viejo", Hacia 1620. Óleo sobre lienzo, 176 cm x 264 cm. Escuela Flamenca. Alegoría.
La Vista y el Olfato, Jan Brueghel “el Viejo”, Hacia 1620. Óleo sobre lienzo, 176 cm x 264 cm. Escuela Flamenca. Alegoría.

SALA 7.

(Presentación y contenidos)

Los inventarios de la Colección Real en los siglos XVII y XVIII abundan en obras de Rubens. De los artistas que visitaron España por un tiempo suficiente como para dejar su impronta, Rubens fue el de mayor calidad y más dilatado influjo. Su sofisticada formación y su cultura, su estancia en Italia, sus viajes como diplomático en favor de la paz, sus éxitos —incluso en el amor— y su clarividente apreciación de las artes en todas sus manifestaciones —como revela aquí un dibujo de Heemskerck que animó con sus pinceladas—, hacen de él un artista y un hombre excepcionales. En Roma en 1600, apreció el mundo clásico, como se ve en El nacimiento de Apolo y Diana y en Los siete sabios de Grecia, y aprovechó las novedades ofrecidas por italianos y extranjeros, entre ellos Elsheimer, con sus paisajes y escenas nocturnas. Fue generoso con su saber y su fama, y así lo demostró con el apoyo a sus discípulos, como Van Dyck o el joven Velázquez, a quien animó en su deseo de viajar a Italia. De su visión extraordinaria para la colaboración, y que ello supusiera un avance artístico, surgen pinturas como la Virgen y el Niño en un cuadro rodeado de flores y frutas y la serie deLos Sentidos, en la que Brueghel el Viejo se ocupó del paisaje, las flores y los animales. Maestro de la pincelada rápida y segura, del colorido exquisito y del movimiento dinámico, nada mejor para mostrarlo que los bocetos, en los que brilló sin competencia, como los preparatorios para las pinturas de la Torre de la Parada, encargadas por Felipe IV, de quien hay aquí un retrato atribuido a Gaspar de Crayer.

Ceres en casa de Bécuba, Adam Elsheimer y taller. Óleo sobre lámina de cobre, 30 x 25 cm, H. 1605. Copia de un original de Elsheimer conservado en la colección Bader de Milwaukee.
Ceres en casa de Bécuba, Adam Elsheimer y taller. Óleo sobre lámina de cobre, 30 x 25 cm, H. 1605. Copia de un original de Elsheimer conservado en la colección Bader de Milwaukee.
La Virgen y el Niño en un cuadro rodeado de flores y frutas, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 79,7x 63,7 cm, 1617 – 1620. Cuadro de devoción.
La Virgen y el Niño en un cuadro rodeado de flores y frutas, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 79,7x 63,7 cm, 1617 – 1620. Cuadro de devoción.
La Vista, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64,7 x 109,5 cm, 1617. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
La Vista, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64,7 x 109,5 cm, 1617. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Gusto, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64 x 109 cm, 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Gusto, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64 x 109 cm, 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Oído, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64,7 x 109,5 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Oído, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64,7 x 109,5 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Tacto, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64 x 111 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Tacto, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 64 x 111 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Olfato, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 65 x 111 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
El Olfato, Pedro Pablo Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla, 65 x 111 cm, 1617 – 1618. Cuadro de gabinete perteneciente a la serie de Los Sentidos creada para los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia.
Apolo y la serpiente Pitón, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,8 x 42,2 cm, 1636 – 1637.
Apolo y la serpiente Pitón, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,8 x 42,2 cm, 1636 – 1637.
La persecución de las Harpías, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 14,4 x 14 cm, 1636 – 1637.
La persecución de las Harpías, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 14,4 x 14 cm, 1636 – 1637.
Deucalión y Pirra, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,4 x 41,7 cm, 1636 – 1637.
Deucalión y Pirra, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,4 x 41,7 cm, 1636 – 1637.
El rapto de Europa, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 18,9 x 13,7 cm, 1636 – 1637.
El rapto de Europa, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 18,9 x 13,7 cm, 1636 – 1637.
Prometeo, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 25,7 x 16,6 cm, 1636 – 1637.
Prometeo, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 25,7 x 16,6 cm, 1636 – 1637.
Diana y sus ninfas cazando, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 27,7 x 58 cm, 1636 – 1637.
Diana y sus ninfas cazando, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 27,7 x 58 cm, 1636 – 1637.
Vertumno y Pomona, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,5 x 38,3 cm, 1636 -1637.
Vertumno y Pomona, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 26,5 x 38,3 cm, 1636 -1637.
Céfalo y Procris, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 27 x 28,6 cm, 1636 – 1637.
Céfalo y Procris, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 27 x 28,6 cm, 1636 – 1637.
La muerte de Jacinto, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 14,5 x 13,6 cm, 1636 – 1637.
La muerte de Jacinto, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 14,5 x 13,6 cm, 1636 – 1637.
Hércules y el Cancerbero, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 28 x 31,6 cm, 1636 – 1637.
Hércules y el Cancerbero, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 28 x 31,6 cm, 1636 – 1637.
Felipe IV a caballo, Gaspar de Crayer. Óleo sobre tabla, 28 x 22 cm, 1628 – 1632.
Felipe IV a caballo, Gaspar de Crayer. Óleo sobre tabla, 28 x 22 cm, 1628 – 1632.
La Sagrada Familia rodeada de santos, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 79,5 x 64 x 0,4 cm, H. 1630. Copia reducida del original, actualmente conservado en el Koninklijk Museum voor Schone Kunsten de Amberes.
La Sagrada Familia rodeada de santos, Pedro Pablo Rubens. Óleo sobre tabla, 79,5 x 64 x 0,4 cm, H. 1630. Copia reducida del original, actualmente conservado en el Koninklijk Museum voor Schone Kunsten de Amberes.
La Última Cena, Martín de Heemskerck. Intervención posterior de Pedro Pablo Rubens. Lápiz; pluma y aguada, tintas parda y agrisada; repasado con estilete: cuadriculado; retocado con pigmentos opacos; sobre papel verjurado, 273 x 420 mm, 1551; siglo XVII.
La Última Cena, Martín de Heemskerck. Intervención posterior de Pedro Pablo Rubens. Lápiz; pluma y aguada, tintas parda y agrisada; repasado con estilete: cuadriculado; retocado con pigmentos opacos; sobre papel verjurado, 273 x 420 mm, 1551; siglo XVII.
Los siete sabios de Grecia, Pedro Pablo Rubens. Pluma y aguada de pigmentos opacos sobre papel verjurado, 420 x 560 mm, H. 1625. Boceto.
Los siete sabios de Grecia, Pedro Pablo Rubens. Pluma y aguada de pigmentos opacos sobre papel verjurado, 420 x 560 mm, H. 1625. Boceto.
El nacimiento de Apolo y Diana, Pedro Pablo Rubens. Pluma y aguada de pigmentos opacos sobre papel verjurado, 420 x 560 mm, H. 1625. Boceto.
El nacimiento de Apolo y Diana, Pedro Pablo Rubens. Pluma y aguada de pigmentos opacos sobre papel verjurado, 420 x 560 mm, H. 1625. Boceto.

Nota: Los textos que acompañan esta entrada han sido extraídos de la pequeña guía de mano que acompaña la visita a la exposición.

La Belleza Encerrada de Fra Angelico a Fortuny-Exposición Temporal Museo del Prado- (Salas IV y V)

Salas 4 y 5
Salas 4 y 5

SALA 4.
(Presentación y contenidos)
La presencia de un monarca renacentista, Felipe II, amante de las artes y patrono de pintores como Tiziano, domina este espacio dedicado a la escultura, que incluye el pequeño busto que se atribuye a uno de sus artífices favoritos, el italiano Pompeo Leoni. Como la pintura, la escultura también fue capaz de hacerse pequeña, sin perder por ello su grandeza, para ocupar espacios íntimos dedicados al culto de la Antigüedad clásica, como demuestra el bello Meleagro herido, exquisito ejemplo del manierismo toscano de Silvio Cosini, o los relieves, casi transparentes, de alabastro. La escultura, con su nobleza tradicional, fue un arte al servicio de los poderosos; resaltó su gloria y dejó constancia de sus facciones. En el Renacimiento conllevaría, además, una recuperación voluntaria del retrato romano, como se aprecia en el mencionado busto de Felipe II, o en el relieve dedicado a Francisco I de Medici, del flamenco Giambologna, afincado en Florencia. El influjo de Durero se expresa también aquí con una copia en marfil de su famoso grabado de Adán y Eva, que había sido compendio de sus estudios sobre las proporciones humanas, y que se debe al prolífico escultor alemán Hering Loy. En esa misma línea de medida y conocimiento del cuerpo se encuadra un raro maniquí articulado, atribuido a Durero o a su círculo inmediato, que evidencia una nueva práctica artística que reside en el dibujo constante de modelos del natural o, a falta de ellos, como en este caso, de un pequeño ingenio que permitía sustituirlos, variando las actitudes y posiciones del cuerpo y de sus miembros.

Adán y Eva, Hering Loy. Marfil, 35 x 19 x 2 cm, (1520 – 1550). Copia en relieve de la estampa homónima de Alberto Durero.
Adán y Eva, Hering Loy. Marfil, 35 x 19 x 2 cm, (1520 – 1550). Copia en relieve de la estampa homónima de Alberto Durero.
Felipe II. Atribuido a Pompeo Leoni. Alabastro, 34 x 13 x 14 cm. H. 1560.
Felipe II. Atribuido a Pompeo Leoni. Alabastro, 34 x 13 x 14 cm. H. 1560.
Alegoría de Francisco I de Medici. Giambologna. Alabastro, 31 x 45,8 x 5 cm, (1560 – 1561).
Alegoría de Francisco I de Medici. Giambologna. Alabastro, 31 x 45,8 x 5 cm, (1560 – 1561).
Escena de martirio. Taller veneciano (?). Alabastro, 33 x 51 x 5,4 cm. (H. 1520 – 1530).
Escena de martirio. Taller veneciano (?). Alabastro, 33 x 51 x 5,4 cm. (H. 1520 – 1530).
Meleagro. Silvio Cosini. Mármol, 108 x 40 x 33 cm. (H. 1540).
Meleagro. Silvio Cosini. Mármol, 108 x 40 x 33 cm. (H. 1540).
Maniquí articulado. Alberto Durero (?). Madera de boj policromada, 28 x 8 x 3 cm , (H. 1525) . Modelo para el trabajo en el taller.
Maniquí articulado. Alberto Durero (?). Madera de boj policromada, 28 x 8 x 3 cm , (H. 1525) . Modelo para el trabajo en el taller.

SALA 5.

(Presentación y contenidos)

Preside la sala una estatua de Afrodita, copia romana, reducida, de un famoso original perdido del siglo V a. C. El orden perfecto, clásico y breve en el tiempo, visible en laSagrada Familia del cordero de Rafael, se refleja en tono amable en el diminuto San Juan Bautista con el cordero de Andrea del Sarto, y el gusto por la representación del colorido, de lo atmosférico y del lujo de los venecianos, en el Moisés salvado de las aguas de Veronese. El impulso que los venecianos dieron al claroscuro, con escenas nocturnas y ambiciosos contrastes lumínicos, se ilustra con la Adoración de los pastores de Jacopo Bassano y laCoronación de espinas de su hijo Leandro. En ella, este último usó como soporte la pizarra, empleada también por Sebastiano del Piombo en obras como Cristo con la Cruz a cuestas, de colorido sombrío y melancólico, que imitará, sobre tabla, Luis de Morales. El manierismo de figuras alargadas, actitudes violentamente forzadas y colores ácidos se muestra en obras del norte de Italia: losDesposorios de la Virgen de Mazzuchelli, un boceto al óleo sobre papel, y la Huida a Egipto de Cerano. El anuncio del naturalismo clasicista, ya en los umbrales del siglo XVII, está reservado a dos de sus máximos exponentes: Annibale Carracci, con su Virgen con el Niño y san Juan, y Guido Reni, con su martirio y gloria de santa Apolonia.

San Juan Bautista con el cordero. Andrea del Sarto. Óleo sobre tabla, 23 x 16 cm. H. 1510. Cuadro de devoción.
San Juan Bautista con el cordero. Andrea del Sarto. Óleo sobre tabla, 23 x 16 cm. H. 1510. Cuadro de devoción.
La Sagrada Familia del cordero, Rafael. Óleo sobre tabla, 28 x 21,5 cm. 1507. Cuadro de devoción.
La Sagrada Familia del cordero, Rafael. Óleo sobre tabla, 28 x 21,5 cm. 1507. Cuadro de devoción.
Santa Apolonia en oración, Guido Reni. Óleo sobre lámina de cobre, 28 x 20 cm. 1600 – 1603. Cuadro de devoción.
Santa Apolonia en oración, Guido Reni. Óleo sobre lámina de cobre, 28 x 20 cm. 1600 – 1603. Cuadro de devoción.
La Virgen con el Niño y san Juan, Annibale Carracci. Óleo sobre tabla, 29 cm de diámetro. 1599 – 1600. Cuadro de devoción.
La Virgen con el Niño y san Juan, Annibale Carracci. Óleo sobre tabla, 29 cm de diámetro. 1599 – 1600. Cuadro de devoción.
Martirio de santa Apolonia, Guido Reni. Óleo sobre lámina de cobre, 28 x 20 cm. 1600 – 1603. Cuadro de devoción.
Martirio de santa Apolonia, Guido Reni. Óleo sobre lámina de cobre, 28 x 20 cm. 1600 – 1603. Cuadro de devoción.
La Coronación de la Virgen, Vicente Macip. Óleo sobre tabla, 23 x 19 cm. Después de 1521. Cuadro de devoción.
La Coronación de la Virgen, Vicente Macip. Óleo sobre tabla, 23 x 19 cm. Después de 1521. Cuadro de devoción.
La Virgen con el Niño, Luis de Morales. Óleo sobre tabla, 38 x 28 cm, H. 156. Cuadro de devoción.
La Virgen con el Niño, Luis de Morales. Óleo sobre tabla, 38 x 28 cm, H. 156. Cuadro de devoción.
Cristo con la Cruz a cuestas, Sebastiano del Piombo. Óleo sobre pizarra, 43 x 32 cm, 1532 – 1535. Cuadro de devoción.
Cristo con la Cruz a cuestas, Sebastiano del Piombo. Óleo sobre pizarra, 43 x 32 cm, 1532 – 1535. Cuadro de devoción.
Cristo con la Cruz a cuestas, Tiziano. Óleo sobre lienzo, 67 x 77 cm, H. 1565. Cuadro de devoción.
Cristo con la Cruz a cuestas, Tiziano. Óleo sobre lienzo, 67 x 77 cm, H. 1565. Cuadro de devoción.
Moisés salvado de las aguas, Paolo Caliari, Il Veronese. Óleo sobre lienzo, 57 x 43 cm, H. 1580. Cuadro de devoción.
Moisés salvado de las aguas, Paolo Caliari, Il Veronese. Óleo sobre lienzo, 57 x 43 cm, H. 1580. Cuadro de devoción.
 La Adoración de los pastores, Jacopo Bassano. Óleo sobre tabla, 60 x 49 cm, H. 1580. Cuadro de devoción.
La Adoración de los pastores, Jacopo Bassano. Óleo sobre tabla, 60 x 49 cm, H. 1580. Cuadro de devoción.
La Coronación de espinas, Leandro Bassano. Óleo sobre pizarra, 54 x 49 cm, H. 1590 – 1598. Cuadro de devoción.
La Coronación de espinas, Leandro Bassano. Óleo sobre pizarra, 54 x 49 cm, H. 1590 – 1598. Cuadro de devoción.
El martirio de san Lorenzo, Anónimo italiano. Mármol, 42 x 34,5 x 3 cm, Siglo XVII (?). Obra de devoción.
El martirio de san Lorenzo, Anónimo italiano. Mármol, 42 x 34,5 x 3 cm, Siglo XVII (?). Obra de devoción.
Cristo yacente adorado por el papa san Pío V, Michele Parrasio. Óleo sobre lámina de cobre, 42 x 30 cm, H. 1572. Cuadro de devoción.
Cristo yacente adorado por el papa san Pío V, Michele Parrasio. Óleo sobre lámina de cobre, 42 x 30 cm, H. 1572. Cuadro de devoción.
El Descanso en la huida a Egipto, Giovanni Battista Crespi, Il Cerano. Óleo sobre lámina de cobre, 43 x 32 cm, H. 1595. Cuadro de devoción.
El Descanso en la huida a Egipto, Giovanni Battista Crespi, Il Cerano. Óleo sobre lámina de cobre, 43 x 32 cm, H. 1595. Cuadro de devoción.
Guirnalda con la Virgen, el Niño y dos ángeles, Jan Brueghel el Viejo y Giulio Cesare Procaccini. Óleo sobre lámina de cobre, 48 x 36 cm, H. 1619. Cuadro de devoción.
Guirnalda con la Virgen, el Niño y dos ángeles, Jan Brueghel el Viejo y Giulio Cesare Procaccini. Óleo sobre lámina de cobre, 48 x 36 cm, H. 1619. Cuadro de devoción.
Los Desposorios de la Virgen, Pier Francesco Mazzucchelli, Il Morazzone. Óleo sobre papel (pegado a lienzo), 31 x 41 cm, 1602 – 1603. Boceto para un cuadro de mayor tamaño.
Los Desposorios de la Virgen, Pier Francesco Mazzucchelli, Il Morazzone. Óleo sobre papel (pegado a lienzo), 31 x 41 cm, 1602 – 1603. Boceto para un cuadro de mayor tamaño.
Afrodita, Anónimo romano (?). Mármol, 38 x 18 x 8 cm. Segunda mitad del siglo II. Copia reducida de un original perdido del siglo V a. C.
Afrodita, Anónimo romano (?). Mármol, 38 x 18 x 8 cm. Segunda mitad del siglo II. Copia reducida de un original perdido del siglo V a. C.

Nota: Los textos que acompañan esta entrada han sido extraídos de la pequeña guía de mano que acompaña la visita a la exposición.

Salas Anteriores (1 a 3)