Ulises y las Sirenas: Waterhouse

John William Waterhouse (1849-1917), Ulises y las sirenas, 1891. Óleo sobre lienzo, 100,6 × 202 cm. Galería Nacional de Victoria. Melbourne. Australia.
John William Waterhouse (1849-1917), Ulises y las sirenas, 1891. Óleo sobre lienzo, 100,6 × 202 cm. Galería Nacional de Victoria. Melbourne. Australia. (Hacer clic en la imagen HD).

Según cierta versión del mito, las Sirenas, llamadas en griego Seirênes, eran hijas del dios río Aqueolo y de la musa Melpómene. Originalmente eran doncellas al servicio de Perséfone, hija de Deméter. Cuando Perséfone fue raptada por Hades y conducida al infierno, Deméter las convirtió en pájaros y las envío al mundo subterráneo de Hades para que la ayudaran en la búsqueda de su hija.

Algunos autores antiguos, incluido Estrabón, dicen que las sirenas estaban condenadas a vivir solo hasta que pasara un marinero que oyera su canto y no se dejara hechizar por él, como hizo Odiseo, y que entonces se zambullirían en el mar y se convertirían en simples escollos (rocas poco visible en la superficie del agua y que constituye un grave peligro para la navegación), de este modo, atraían a los navegantes hacia la costa con su canto y al acercarse el barco estallaba contra los arrecifes, siendo devorados sus ocupantes.

Homero nos describe la situación en su canto XII de la Odisea:

John William Waterhouse (1849-1917), Circe celosa, 1892. Óleo sobre lienzo,179x85cm. Galería de Arte de Australia del Sur. Esta pintura muestra una escena no de la Odisea, pero a partir de la Metamorfosis de Ovidio. Circe celosa lanza una poción mágica en el pozo, donde su rival en el amor Scylla va a bañarse.
John William Waterhouse (1849-1917), Circe celosa, 1892. Óleo sobre lienzo,179x85cm. Galería de Arte de Australia del Sur. Esta pintura muestra una escena no de la Odisea, pero a partir de la Metamorfosis de Ovidio. Circe celosa lanza una poción mágica en el pozo, donde su rival en el amor Scylla va a bañarse.

… Estuvieron sentados allí hasta el ocaso disfrutando del banquete que les había ofrecido Circe diosa entre las diosas, comiendo carne y bebiendo vino, y al caer la noche los hombres se fueron a dormir, mientras que Circe tomó a Odiseo de la mano y lo llevó aparte, para explicarle los peligros que habría de encontrarse en su viaje de regreso Ítaca, empezando por las sirenas…

… Lo primero que encuentres en ruta será a las Sirenas,

que a los hombres hechizan venidos allá. Quien incauto

se les llega y escucha su voz, nunca más de regreso

el país de sus padres verá ni a la esposa querida

ni a los tiernos hijuelos que en torno le alegren el alma.

Con su aguda canción las Sirenas lo atraen y lo dejan

Para siempre en sus prados; la playa está llena de huesos

Y de cuerpos marchitos con piel agostada…

Dijo Circe entonces lo que Odiseo y sus hombres debían hacer para pasar sanos y salvos ante el reclamo de las sirenas:

… Tú cruza

sin pararte y obtura con masa de cera melosa

el oído a los tuyos: no escuche ninguno aquel canto;

solo tú lo podrás escuchar si así quieres, mas antes

han de atarte de manos y pies en la nave ligera.

Que te fijen erguido con cuerdas al palo: en tal guisa

gozarás cuando dejen oír su canción las Sirenas.

Y si imploras por caso a los tuyos o mandas te suelten,

Te atarán cada vez con más lazos…

Es este episodio de Ulises y las Sirenas el que describe en su pintura lWaterhouse. El autor pinta a las Sirenas en su forma original, como genios marinos híbridos de mujer y ave, aunque la representación más común las describe como hermosas mujeres con cola de pez en lugar de piernas.

Tanto el pasaje de la Odisea sobre las sirenas como el lienzo de Waterhouse contienen un mensaje subliminal, más allá de las primeras lecturas y miradas (técnicas). Las Sirenas representan el poder “maligno” del hechizo, capaz de apartar al hombre de su ruta, de su objetivo. De nuevo, el mal está representado una vez más por mujeres hermosas. Ulises simboliza al hombre centrado en su destino (en este caso su fin es llegar a su hogar, a Ítaca), lo cual queda reflejado en el cuadro con su postura atada y recta en el mástil a modo de cruz, y con su mirada fija hacia delante en el horizonte, observando aquél recoveco de luz que se cuela entre los acantilados; también representa la experiencia del hombre, pues Ulises siempre ha sido representado (en la literatura, en el cine…) como una persona madura e inteligente que no se deja llevar por los instintos más bajos de los seres humanos. Por tanto, este lienzo de Waterhouse puede considerarse un símbolo de superación del hombre.

Os dejo con Ítaca.

Pigmalión y Galatea, Edward Cole Burne-Jones y otras obras.

Edward Coley Burne-Jones (Birmingham 1833-London 1898). Photogravure de un retrato de Burne-Jones por su hijo Philip (1898).
Edward Coley Burne-Jones (Birmingham 1833-London 1898). Photogravure de un retrato de Burne-Jones por su hijo Philip (1898).

En 1848 un grupo de jóvenes pintores, pretendiendo reaccionar como, en Francia o Alemania, contra el acadecismo imperante y la insustancialidad d la pintura de su momento, crearon la llamada “Hermandad Prerrafaelista”, bastante semejante con la cofradía anterior de los “nazarenos” alemanes. Identifica el origen del academicismo con Rafael, y se muestran contrarios a las reglas y las escuelas, reivindicando una sinceridad que sólo se podía encontrar en la libre y personal interpretación de la naturaleza, copiada ingenuamente como los primitivos anteriores a Rafael. De ahí su nombre. En suma, se trata de una reacción de tipo romántico algo tardía, que coincide además con Ruskin (quien los apoyará) en una asociación de la ética y la estética, tratando de devolver al arte la honradez de la artesanía.

John Ruskin pintado por el prerrafaelista John Everett Millais de pie en Glenfinlas , Escocia, (1853-1854).
John Ruskin pintado por el prerrafaelista John Everett Millais de pie en Glenfinlas , Escocia, (1853-1854).

Así, junto a una temática que gusta de representar a Cristo, la Virgen y los santos, además de las leyendas del pasado medieval (Ciclo Artúrico) y obras literarias del mismo periodo (Divina Comedia), utilizarán una técnica basada en la observación de la naturaleza, reproduciendo minuciosamente los detalles, sin preparar las telas, sin betunes, sin retoques, utilizando un lenguaje lineal preciso y un claro y brillante colorido, mitigados por el naturalismo. En su origen estarían los “nazarenos” (Friedrich, Runge), los “quattrocentistas” (Botticelli, Orcagna), los primitivos flamencos y, por supuesto, William Blake y otros visionarios británicos.

Los creadores del grupo fueron Dante Gabriel Rossetti, Holan Hunt y John Everett Millais, teniendo, como decíamos antes, el fuerte apoyo del influyente crñitico John Ruskin, quien les preparó el camino. En sus primeros tiempos actuaron y pintaron con el auténtico espíritu comunal de una cofradía, pero, una vez alcanzado el éxito, cada uno seguiría su propio camino. En torno al grupo surgirían una serie de artistas, de los que destaca Edward Cole Burne-Jones, autor que nos proponemos tratar en esta publicación.

Burne-Jones with William Morris, 1874, by Frederick Hollyer.
Burne-Jones with William Morris, 1874, by Frederick Hollyer.

Es con Edward Cole Burne-Jones (Birmingham, 1833-Fulham, 1898) con quien el prerrafaelismo se abra a una nueva fase. Estudiante de teología en Oxford, la abandona, por sugestión de Rossetti, para dedicarse a la pintura, teniendo a éste por maestro, a quien imita maravillosamente, y de quien también derivan sus modelos femeninios. Pintor erudito y de espíritu refinado, dota a sus composiciones de armonía y de melancolía. Su gusto por el detallismo y el simbolismo lo mantienen dentro del prerrafaelismo, pero se aleja del mismo en su amor a lo extraño, a la fantasía, al sueño. La distinción y el sentido decorativo que presiden sus obras le llevan a interesarse por las artes industriales, colaborando con Williams Morris, diseñando vidrieras, tapices, mosaicos e ilustrando libros. En 1862 y 864 estuvo en Italia, sufriendo el influjo de Mantegna y Botticelli. Realiza también pintura decorativa al fresco, como las perdidas del Union Club de Oxford con temas sobre Merlín, dentro del ciclo de la leyenda artúrica, por la que también se interesó.

Flora, Edward Burne-Jones (1833-1898) y William Morris (1834-1896),  alrededor del año 1885, tapiz; Dimensiones 301 × 209,5 × 118,5 cm .Ubicación actual: La Galería de Arte Whitworth. Manchester.
Flora, Edward Burne-Jones (1833-1898) y William Morris (1834-1896), alrededor del año 1885, tapiz; Dimensiones 301 × 209,5 × 118,5 cm .Ubicación actual: La Galería de Arte Whitworth. Manchester.
Inglés: Edward Burne-Jones (izquierda) y William Morris (derecha) en el jardín de la casa de Burne-Jones de la Grange, Fulham, 1890.
Inglés: Edward Burne-Jones (izquierda) y William Morris (derecha) en el jardín de la casa de Burne-Jones de la Grange, Fulham, 1890.
Descripción: El armar y la salida de los caballeros . Número 2 de los tapices Santo Grial tejidas por Morris & Co. 1891-1894 para Stanmore Hall. Esta versión tejida por Morris & Co. En la que interviene Edward Burne-Jones para Lawrence Hodson de Compton Salón 1895-1896. Lana y seda en la urdimbre de algodón. Birmingham Museum and Art Gallery. Fecha1890.
Descripción: El armar y la salida de los caballeros . Número 2 de los tapices Santo Grial tejidas por Morris & Co. 1891-1894 para Stanmore Hall. Esta versión tejida por Morris & Co. En la que interviene Edward Burne-Jones para Lawrence Hodson de Compton Salón 1895-1896. Lana y seda en la urdimbre de algodón. Birmingham Museum and Art Gallery. Fecha 1890.
David's Charge to Solomon (1882), una vidriera de Edward Burne-Jones y William Morris. Iglesia de la Trinidad, Boston, Massachusetts.
David’s Charge to Solomon (1882), una vidriera de Edward Burne-Jones y William Morris. Iglesia de la Trinidad, Boston, Massachusetts.

La Obra:

Edward Burne-Jones (1833–1898) Detalle de El último sueño de Arturo en Avalon, 1898. Museo de Arte de Ponce Puerto Rico.
Edward Burne-Jones (1833–1898) Detalle de El último sueño de Arturo en Avalon, 1898. Museo de Arte de Ponce Puerto Rico.
"Rey Cophetua y la mendiga (la hija del mendigo)", 1880-1884, óleo sobre lienzo, 112 x 53 1/2 1/2 (290 x 136 cm), firmado EBJ 1884.
“Rey Cophetua y la mendiga (la hija del mendigo)”, 1880-1884, óleo sobre lienzo, 112 x 53 1/2 1/2 (290 x 136 cm), firmado EBJ 1884.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La seducción de MERLIN, 1874. Lady Lever Art Gallery .
Edward Burne-Jones (1833-1898), La seducción de MERLIN, 1874. Lady Lever Art Gallery .
Edward Burne-Jones (1833–1898), Phyllis and Demophoon, 1870.  Bodycolour and watercolour with gold medium and gum arabic on composit layers of paper on canvas, 475 x h938 mm. Birmingham Museum and Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833–1898), Phyllis and Demophoon, 1870. Bodycolour and watercolour with gold medium and gum arabic on composit layers of paper on canvas, 475 x h938 mm. Birmingham Museum and Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833-1898),  Cupido y Psique entrando en las puertas del olimpo, 1872/1881. Óleo sobre lienzo,   288 x 1980 mm, Birmingham Museum and Art Gallery. Descripción:Título completo"Psique entrar en los portales de Olympus con Cupido, precedido de Mercurio, es bien recibida por los dioses, y se ofrece la Copa de la inmortalidad por Hebe.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Cupido y Psique entrando en las puertas del olimpo, 1872/1881. Óleo sobre lienzo, 288 x 1980 mm, Birmingham Museum and Art Gallery. Descripción:Título completo”Psique entrar en los portales de Olympus con Cupido, precedido de Mercurio, es bien recibida por los dioses, y se ofrece la Copa de la inmortalidad por Hebe.

Pigmalión y Galatea:

Aquí, se recrea la bella leyenda a través de una serie de cuatro cuadros que nos muestran cómo Pigmalión persigue el sueño de la perfección en el amor y lo encuentra en una creación suya; una escultura esculpida por él y a la que Venus otorga la vida… La bella Galatea.

Burne-Jones elaboró entre 1865-67 una serie de dibujos para ilustrar el poema de Morris “Pigmalión y la estatua”. Quedó tan satisfecho de su trabajo que fueron utilizados años más tarde para una nueva serie pintada al óleo destinada a la madre de su enamorada, María Zambaco, llamada Euphrosyne Cassavetti.

Los especialistas consideran que en esta serie encontramos referencias autobiográficas del artista, aludiendo al descubrimiento por parte de Burne-Jones que la mujer que había “creado” estaba lleno de exigencias que él no podía satisfacer, reflejando su dolorosa situación personal.

La serie consta de cuatro lienzos titulados El corazón desea, La mano se contiene, La divinidad inflama y El alma consigue , en los que podemos advertir la admiración del pintor por el clasicismo y los maestros italianos del Quattrocento, como bien podemos observar en la aparición de figuras desnudas a modo de estatuas y las referencias arquitectónicas respectivamente.

Pigmalión es un personaje mítico de origen semita, que, según la leyenda, se había enamorado de una estatua femenina de marfil, solicitando a Afrodita que la convirtiera en mujer, consiguiendo sus deseos. Se casó con ella y tuvo una hija llamada Pafo. En esta primera escena de la serie podemos observar al rey de Chipre buscando a su amada, meditando ante un grupo de estatuas, observándose al fondo a dos mujeres que contemplan al desdichado monarca.

ArtistaEdward Burne-Jones. El corazón desea, entre 1 875 -78. Óleo sobre lienzo, 99 cm x 76,3 cm. Birmingham Museum & Art Gallery.
Artista Edward Burne-Jones. El corazón desea, entre 1 875 -78. Óleo sobre lienzo, 99 cm x 76,3 cm. Birmingham Museum & Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La Mano se contiene, 1878. Óleo sobre lienzo, 98.7 cm x 76.3 cm. Birmingham City Museos y Galería de Arte.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La Mano se contiene, 1878. Óleo sobre lienzo, 98.7 cm x 76.3 cm. Birmingham City Museos y Galería de Arte.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La divinidad inflama , tercero de la serie, 143.7 cm x 116.8 cm (1878). Óleo sobre lienzo, 1168mmx1437mm. Birmingham Museum and Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833–1898), La divinidad inflama , tercero de la serie, 143.7 cm x 116.8 cm (1878). Óleo sobre lienzo, 1168mmx1437mm. Birmingham Museum and Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833-1898), El alma consigue, Pygmalion (IV de IV), Segunda Serie, 1875-1878. Óleo sobre lienzo. Birmingham City Museos y Galería de Arte Birmingham, Inglaterra.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El alma consigue, Pygmalion (IV de IV), Segunda Serie, 1875-1878. Óleo sobre lienzo. Birmingham City Museos y Galería de Arte Birmingham, Inglaterra.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La escalera de oro, 1880. Óleo sobre lienzo. Tate Britain.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La escalera de oro, 1880. Óleo sobre lienzo. Tate Britain.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La rueda de la fortuna, entre 1875-1883. Óleo sobre lienzo, 199x100cm.Musée d'Orsay.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La rueda de la fortuna, entre 1875-1883. Óleo sobre lienzo, 199x100cm.Musée d’Orsay.
Otra versión cromática.
Otra versión cromática.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Love Among the Ruins, 1873. Watercolor, bodycolour and gum arabic on paper, extended along the lower edge, 96.5 × 152.4 cm. Christie's.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Love Among the Ruins, 1873. Watercolor, bodycolour and gum arabic on paper, extended along the lower edge, 96.5 × 152.4 cm. Christie’s.
Edward Burne-Jones (1833–1898),  La cabeza siniestra, 1885. Técnica	Bodycolour & gouache on paper, 153,7 × 129 cm. Ubicación actual: Southampton City Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La cabeza siniestra, 1885. Técnica Bodycolour & gouache on paper, 153,7 × 129 cm. Ubicación actual: Southampton City Art Gallery. Arthur James Balfour, futuro primer ministro inglés, encargó en 1875 a Burne-Jones la decoración del salón de su casa de Carlton Gardens. Se eligió la temática de Perseo, tomada de la “Metamorfosis” de Ovidio, al representar el mito de la liberación. Perseo consiguió cortar la cabeza de la Medusa con la ayuda de los dioses. En su viaje de regreso pasó por Etiopía donde se encontró a Andrómeda encadenada a una roca, ofrecida a un monstruo marino para expiar la imprudencia de su madre. Perseo se enamoró de la bella joven y consiguió liberarla. Como prueba de su procedencia divina, Perseo muestra la cabeza de Medusa, reflejada en un pozo, a su amada. Burne-Jones emplea el lenguaje identificativo de los prerrafaelitas, incorporando referencias medievales como el pozo o el manzano, envolviendo a la escena de un cierto aire sentimental. El episodio se desarrolla en un espacio contenido, ocupado por el brocal del pozo y las hojas y los frutos del manzano, relacionándose con el “horror vacui” medieval. El acertado dibujo y la construcción escultórica de las figuras serán característicos del estilo de este pintor británico, al igual que el empleo de tonalidades frías que dotan de mayor misticismo a sus asuntos.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Perseus Series: The Death of Medusa I, 1882. Técnica Bodycolour, 124,5 × 116,9 cm. Ubicación actual: Southampton City Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Perseus Series: The Death of Medusa I, 1882. Técnica Bodycolour, 124,5 × 116,9 cm. Ubicación actual : Southampton City Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833–1898), Perseus and the Graiae, 1892. Óleo sobre lienzo. Ubicación actual: Nueva Galería Estatal de Stuttgart.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Perseus and the Graiae, 1892. Óleo sobre lienzo. Ubicación actual: Nueva Galería Estatal de Stuttgart.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Perseo y la Graiae, entre 1875-1878. Óleo, bronce y hoja de plata en yeso tallado en un panel de madera de roble overpainted de oro. Ubicación actual: Museo Nacional de Cardiff.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Perseo y la Graiae, entre 1875-1878. Óleo, bronce y hoja de plata en yeso tallado en un panel de madera de roble overpainted de oro. Ubicación actual: Museo Nacional de Cardiff.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La serie de Perseus: The Rock of Doom, entre 1884-1885. MedioBodycolour. Ubicación actual: Southampton City Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La serie de Perseus: The Rock of Doom, entre 1884-1885. Medio Bodycolour. Ubicación actual: Southampton City Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898),  The Calling of Perseus (The Perseus Cycle 1), entre 1877-1898, Óleo sobre lienzo, 152.4 × 127 cm. Staatsgalerie Stuttgart.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Calling of Perseus (The Perseus Cycle 1), entre 1877-1898, Óleo sobre lienzo, 152.4 × 127 cm. Staatsgalerie Stuttgart.
Edward Burne-Jones (1833-1898), La serie de Perseus: Atlas convertido en piedra, 1878, Ubicación actual: Southampton City Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833-1898), La serie de Perseus: Atlas convertido en piedra, 1878, Ubicación actual: Southampton City Art Gallery
Wdward BURNE-JONES (1833 - 1898),  Perseo y Andrómeda, 1876. Óleo sobre lienzo,         152.2 mm x 229 mm. Art Gallery of South Australia.
Wdward BURNE-JONES (1833 – 1898), Perseo y Andrómeda, 1876. Óleo sobre lienzo, 152.2 mm x 229 mm. Art Gallery of South Australia.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Perseo Ciclo 7: La condenación satisfecha, 1888. Óleo sobre lienzo. Southampton City Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Perseo Ciclo 7: La condenación satisfecha, 1888. Óleo sobre lienzo. Southampton City Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The garden of Pan wikidata: entre (1886-1887). Óleo sobre lienzo, 1525 mmx1869 mm. Ubicación actual: National Gallery of Victoria.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The garden of Pan wikidata: entre (1886-1887). Óleo sobre lienzo, 1525 mmx1869 mm. Ubicación actual: National Gallery of Victoria.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Pan y Psique, entre 1872-1874. Óleo sobre lienzo, 65.1 × 53.3 cm. Ubicación actual: Fogg Museo.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Pan y Psique, entre 1872-1874. Óleo sobre lienzo, 65.1 × 53.3 cm. Ubicación actual: Fogg Museo.
Edward Burne-Jones: Tree of forgiveness, Date19th century.
Edward Burne-Jones: Tree of forgiveness, Date 19th century.

 

Le bain de Vénus, Sir Edward Burne-Jones. Acuarela sobre papel de alternativa a la lona. Angleterre 1888. Exposé au musée Calouste Gulbenkian, Lisboa.
Le bain de Vénus, Sir Edward Burne-Jones. Acuarela sobre papel de alternativa a la lona. Angleterre 1888. Exposé au musée Calouste Gulbenkian, Lisboa.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Mirror Of Venus, 1898. Óleo sobre lienzo, 120 × 200 cm. Calouste Gulbenkian Foundation.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Mirror Of Venus, 1898. Óleo sobre lienzo, 120 × 200 cm. Calouste Gulbenkian Foundation.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Teseo y el Minotauro en el laberinto, 1861. Lápiz, lavado marrón, pluma y tinta en el papel, 255 x 261 mm. Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Teseo y el Minotauro en el laberinto, 1861. Lápiz, lavado marrón, pluma y tinta en el papel, 255 x 261 mm. Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Mago, 1896/1898. Óleo sobre lienzo, 555 x930 mm Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Mago, 1896/1898. Óleo sobre lienzo, 555 x930 mm Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), "la boda de Psique", 1895.Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.
Edward Burne-Jones (1833-1898), “la boda de Psique”, 1895.Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Jardín de las Hepérides, entre 1869-1873. Témpera, gouache y el aceite sobre lienzo montado sobre cartón, 119 × 98 cm. Kunsthalle de Hamburgo.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Jardín de las Hepérides, entre 1869-1873. Témpera, gouache y el aceite sobre lienzo montado sobre cartón, 119 × 98 cm. Kunsthalle de Hamburgo.
jones edward days of creation second1870-1876.Acuarela y Guache, Fogg Art Museum
jones edward days of creation second1870-1876.Acuarela y Guache, Fogg Art Museum
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Star of Bethlehem, 1890. Watercolor and gouache, 101.125 × 152 cm. Birmingham Museum and Art Gallery
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Star of Bethlehem, 1890. Watercolor and gouache, 101.125 × 152 cm. Birmingham Museum and Art Gallery

 

Edward Burne-Jones (1833–1898), The fight: St George kills the dragon VI, 1866. Óleo sobre lienzo, 1,660 mm x 1,756 mm. Art Gallery of New South Wales.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The fight: St George kills the dragon VI, 1866. Óleo sobre lienzo, 1,660 mm x 1,756 mm. Art Gallery of New South Wales.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Misericordioso Knight, 1863. Acuarela con bodycolour en papel. 586 x 1014 mm. Ubicación actual: Inglés: Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Misericordioso Knight, 1863. Acuarela con bodycolour en papel. 586 x 1014 mm. Ubicación actual: Inglés: Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898). Description: Chant d'Amour (c. 1868-73) by Edward Burne-Jones, Metropolitan Museum of Art, Date1868-1873
Edward Burne-Jones (1833–1898). Description: Chant d’Amour (c. 1868-73) by Edward Burne-Jones, Metropolitan Museum of Art, Date 1868-1873
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Feast of Peleus, 1872/1881. Óleo sobre lienzo, Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), The Feast of Peleus, 1872/1881. Óleo sobre lienzo, Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), El Rey Marcos y La Bella Isolda, 1862. Watercolour, bodycolour and gum arabic on paper. w557 x h582 mm. Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), El Rey Marcos y La Bella Isolda, 1862. Watercolour, bodycolour and gum arabic on paper. w557 x h582 mm. Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Peregrino en la Puerta de la ociosidad, 1884. Óleo sobre lienzo, 96,52 x 130,81 cm. Ubicación actual: Dallas Museum of Art.
Edward Burne-Jones (1833-1898), El Peregrino en la Puerta de la ociosidad, 1884. Óleo sobre lienzo, 96,52 x 130,81 cm. Ubicación actual: Dallas Museum of Art.
Edward Burne-Jones (1833–1898), El Peregrino en la Puerta de la ociosidad (Detalle).
Edward Burne-Jones (1833–1898), El Peregrino en la Puerta de la ociosidad (Detalle).
Edward Burne-Jones (1833–1898), Vespertina, 1893. Óleo sobre lienzo. Tate Britain.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Vespertina, 1893. Óleo sobre lienzo. Tate Britain.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Head of Nimue, 1873. Watercolor on paper mounted on Wood, 30 x 20 inches. Current location: (Inventory) Delaware Art Museum.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Head of Nimue, 1873. Watercolor on paper mounted on Wood, 30 x 20 inches. Current location: (Inventory) Delaware Art Museum.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Estudio de una cabeza de mujer, 1894. Sanguine and charcoal on colored paper. Museu Nacional d'Art de Catalunya.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Estudio de una cabeza de mujer, 1894. Sanguine and charcoal on colored paper. Museu Nacional d’Art de Catalunya.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Flamma Vestalis, 1896. Óleo sobre lienzo, 65 x 43 cm. Private collection.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Flamma Vestalis, 1896. Óleo sobre lienzo, 65 x 43 cm. Private collection.
Edward Burne-Jones (1833-1898),  Retrato de Georgiana Burne-Jones (1840-1920), 1863. bodycolour en papel (antes apoyado en el papel / colador de madera cubierta de lino). 265 x h354 mm. Ubicación actual: Inglés: Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Retrato de Georgiana Burne-Jones (1840-1920), 1863. bodycolour en papel (antes apoyado en el papel / colador de madera cubierta de lino). 265 x h354 mm. Ubicación actual: Inglés: Birmingham Museum and Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Sibylla Delphica, 1868. Óleo sobre lienzo. Manchester Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Sibylla Delphica, 1868. Óleo sobre lienzo. Manchester Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Sponsa de Libano, 1891. Walker Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Sponsa de Libano, 1891. Walker Art Gallery.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Hope, 1896. Öleo sobre lienzo,  1,790 mmx635mm. Museum of Fine Arts, Boston.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Hope, 1896. Öleo sobre lienzo, 1,790 mmx635mm. Museum of Fine Arts, Boston.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Portrait of Katie Lewis reading a book, 1886.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Portrait of Katie Lewis reading a book, 1886.
Edward_Burne-Jones_Sidonia_von_Bork
“Sidonia Von Bork”, basada en la novela gótica 1849 Sidonia el Sorcess por Lady Wilde, una traducción de Sidonia Von Bork: Die Klosterhexe (1847) de Johann Wilhelm Meinhold. Acuarela con bodycolor, 13 x 6 3/4 in.
La princesa Sabra llevada frente al dragón; Sir Edward Burne-Jones (British, 1833-1898), Óleo sobre lienzo. Colección Privada.
La princesa Sabra llevada frente al dragón; Sir Edward Burne-Jones (British, 1833-1898), Óleo sobre lienzo. Colección Privada.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Princesa Sabra, alrededor del año 1865. Óleo sobre lienzo, Musée d'Orsay.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Princesa Sabra, alrededor del año 1865. Óleo sobre lienzo, Musée d’Orsay.
Templanza, 1872.
Templanza, 1872.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Georgiana, sus hijos Margarita y Felipe en el fondo, 1883. Óleo sobre lienzo, 76 × 53 cm. Ubicación actual: Desconocido.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Georgiana, sus hijos Margarita y Felipe en el fondo, 1883. Óleo sobre lienzo, 76 × 53 cm. Ubicación actual: Desconocido.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La Bella Rosamunda y la Reina Leonor, 1861. Técnica mixta sobre papel. 495 mm x 375 mm.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La Bella Rosamunda y la Reina Leonor, 1861. Técnica mixta sobre papel. 495 mm x 375 mm.
Edward Burne-Jones - Las profundidades del mar, 1887.
Edward Burne-Jones – Las profundidades del mar, 1887.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Ariadne, (1862 - 1872). Watercolour and gouache with opaque white, 399 mmx221 mm. Art Gallery of Ontario.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Ariadne, (1862 – 1872). Watercolour and gouache with opaque white, 399 mmx221 mm. Art Gallery of Ontario.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Cenicienta, 1863. Acuarela y gouache sobre papel, 65.7 × 30.4 cm. Ubicación actual: Museo de Bellas Artes de Boston.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Cenicienta, 1863. Acuarela y gouache sobre papel, 65.7 × 30.4 cm. Ubicación actual: Museo de Bellas Artes de Boston.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Night, 1870. Watercolor and gouache on paper, 122.2 × 45.7 cm (48.1 × 18 in). Fogg Museum.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Night, 1870. Watercolor and gouache on paper, 122.2 × 45.7 cm (48.1 × 18 in). Fogg Museum.
Goauche de Dorigen de Bretagne anhelo por el retorno seguro de su marido por Edward Burne-Jones, 1871. Victoria and Albert Museum, Londres.
Goauche de Dorigen de Bretagne anhelo por el retorno seguro de su marido por Edward Burne-Jones, 1871. Victoria and Albert Museum, Londres.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Vesper aka The Evening Star, entre 1872-1873. Watercolor gouache and gold paper, 79 × 56 cm. Collection of Andrew Lloyd-Webber.
Edward Burne-Jones (1833–1898), Vesper aka The Evening Star, entre 1872-1873. Watercolor gouache and gold paper, 79 × 56 cm. Collection of Andrew Lloyd-Webber.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La luna, 1870. Watercolor and gouache on paper. Private collection.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La luna, 1870. Watercolor and gouache on paper. Private collection.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La noche, 1870. 79 × 56 cm, Watercolor and gouache on paper. Fogg Museum.
Edward Burne-Jones (1833–1898), La noche, 1870. 79 × 56 cm, Watercolor and gouache on paper. Fogg Museum.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Héroe, Descripción: Héroe de la iluminación del faro de Leander. Óleo sobre lienzo, 73,7 × 79,1 cm.
Edward Burne-Jones (1833-1898), Héroe, Descripción: Héroe de la iluminación del faro de Leander. Óleo sobre lienzo, 73,7 × 79,1 cm.

 

La “húmeda muerte” de Ofelia: John Everett Millais

John Everet Millais, Ofelia. 1851. Óleo sobre lienzo, 76,2x111,8 cm. Tate Britain. Londres
John Everet Millais, Ofelia. 1851. Óleo sobre lienzo, 76,2×111,8 cm. Tate Britain. Londres

Esta hija literaria de Shakespeare, lleva implícito en su nombre Ofelia (del griego Ophelia, la que socorre o ayuda) el paradigma más claro de mujer de actitud insegura, carente de voluntad propia, inestable emocionalmente…  todo ello, provocado por su absoluta dependencia de su amado Hamlet -Hamlet, juega siempre con la frágil estabilidad emocional de Ofelia, con su ingenua credulidad, pues al principio le dice «Antes yo os amaba», indicando el fin de ese amor, lo que la joven cree, y momentos después le dice lo contrario, «Yo no te amaba», dejando un poso de decepción en Ofelia. Estos juegos sobre Ofelia y las constantes manipulaciones serán las que rompan dramáticamente al personaje- y, su poca o nula resistencia a las voluntades de los personajes masculinos que marcan su vida; su necesidad de guía, de socorrer o ayudar -como indica su nombre- y de complacer a los demás, olvidándose de ella misma, serán la razón que la lleve a su trágico final.

Con un cebo de mentiras pescas el pez de la verdad. Hamlet.

La muerte de Ofelia fue motivo de inspiración de un cierto número de artistas del siglo XIX, como Arthur Hugues, Alexandre Cabanel o John Williams Waterhouse entre otros. Pero es, quizá, la mejor imagen de la <<húmeda muerte>> de Ofelia la que puede verse en la londinense Galería Tate, en un famoso óleo del precoz pintor John Everett Millais, considerado como el sucesor de Turner.

John William Waterhouse: Ofelia, óleo sobre lienzo, tamaño: 49 x 29 en 1894.
John William Waterhouse: Ofelia, óleo sobre lienzo, tamaño: 49 x 29 en 1894.
Arthur Hughes (1832-1915), Ofelia (Primera versión. Óleo sobre lienzo.
Arthur Hughes (1832-1915), Ofelia (Primera versión. Óleo sobre lienzo.
Arthur Hughes (1832-1915), Ofelia (Segunda versión), entre  1863-1864. Óleo sobre lienzo.
Arthur Hughes (1832-1915), Ofelia (Segunda versión), entre 1863-1864. Óleo sobre lienzo.
Alexandre Cabanel (1823-1889), Ofelia; 1883. Óleo sobre lienzo, 77 × 117,5 cm.
Alexandre Cabanel (1823-1889), Ofelia; 1883. Óleo sobre lienzo, 77 × 117,5 cm.
Dante Gabriel Rossetti. Hamlet y Ofelia (1858), dibujo a pluma y tinta. 1858.
Dante Gabriel Rossetti. Hamlet y Ofelia (1858), dibujo a pluma y tinta. 1858.

Cuando las penas atacan, lo hacen no como un espía solitario, sino en batallones. Hamlet

John Everet Millais, Ofelia. 1851. Óleo sobre lienzo, 76,2x111,8 cm. Tate Britain. Londres
John Everet Millais, Ofelia. 1851. Óleo sobre lienzo, 76,2×111,8 cm. Tate Britain. Londres

El suicidio de Ofelia es descrito en el cuarto acto, cuando Ofelia ya inmersa en la locura, cantando e intentando ornamentar con flores la rama de un sauce que al romperse precipita a Ofelia a la deriva del río.

En la obra de Millais, Ofelia aparece flotando en las aguas, rodeada de un buen número de flores, que se mencionan repetidamente en el monólogo de Gertrude, su madre y única persona que la entendió y apoyó y que fue testigo último de su desgracia.

Detalle
Detalle

Cada una de las flores posee significado simbólico. Por ejemplo, el sauce, la ortiga y las margaritas representan amor, dolor e inocencia respectivamente. Las margaritas que flotan en el centro del vestido de Ofelia significan “recuerdo” y “dolor de amor”. Millais situó también una amapola cerca de las margaritas, una de las flores que Hamlet le regaló a Ofelia cuando le explicó cuál sería su trágico final.

Millais se mantuvo fiel a su ambición de trabajar siguiendo los principios centrales del Prerrafaelismo, y en particular, la fidelidad a la naturaleza. A pesar de las inclemencias del tiempo, prácticamente se lanzó al río para poder plasmar todos los detalles naturales. Millais trabajó hasta once horas al día en Ofelia; Ninguna otra obra suya puso a prueba su paciencia como esta.

Habría que hacer mención también a la modelo de la obra: Elizabeth Siddall (quien fuera esposa de Dante Gabriel Rossetti (ver entrada en este mismo blog), y que falleció en 1862 por suicidio con láudano).