Los trípticos cerrados del Museo del Prado. De grisalla a color.

En los reversos de sus obras los primeros primitivos flamencos -los van Eyck, Campin y Weyden- incorporan "grisallas", pinturas monocromas, en tonos grises, conseguidos mediante gradaciones de blanco y negro. Simulan esculturas en piedra sin policromar con figuras en un marco arquitectónico -plano u hornacina-, situadas con frecuencia sobre pedestales pintados. El empleo del óleo, que permite la traducción... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: